Archive for the 'Cultura' Category

01
Sep
10

Doña Perfecta al cine

Un poco cultural esta vez, pero con un tema que no esta fuera de lugar, les traigo esta reseña.

Estrenada en 1950 bajo la dirección de Alejandro Galindo, la adaptación fílmica del libro Doña Perfecta de Benito Pérez Galdós resulta una agradable y le tienen lugar a lo largo del filme (la mención de Porfirio Díaz, la aparición del ejército, por ejemplo), dicha relación viene ya desde el original de Galdós, el cual a través de dos personajes tan emblemáticos como opuestos, le da nombres a dos posturas que entraban en un conflicto cada vez más violento, a saber, Pepe Rey y Doña Perfecta.

Pepe Rey como aquel joven liberal e hijo de la ciencia y una doctrina positivista que buscaba respuestas, y las más de las veces las encontraba. Como buena juventud existe un dejo de antipatía por las generaciones mayores, más cuanto éstas encarnan justamente la postura antagónica y que en esta ocasión recibe el nombre de Perfecta, Doña Perfecta.

El personaje resulta una suculenta ironía, que hace sátira de aquella clase descrita como rancia, falsa y dogmática, debido a la cual el progreso se estancaba. Doña Perfecta es altiva, femenina, clerical, “buena cristiana”, lo cual no resulta más que una apariencia a través de la cual alcanza sus objetivos. Bien pudiera ser Perfecta una representación bastante de fiel de la Iglesia misma. Los mismos métodos, el mismo chantaje, la misma aparente debilidad, los mismos fines, todo esto visto desde luego a través de un discurso liberal, que es como seguramente tanto Galdós como Galindo quisieran que lo apreciáramos

A grandes rasgos podemos decir que la  obra es la misma (Galdón- Galindo), entendiéndose por ello el logro de un director mexicano por adaptar de manera exitosa, fiel pero significativa una obra que se ha convertido en clásica.

No obstante, hay un gran cambio de significado en cuanto al gran final. Con Galdós, la muerte de Pepe Rey que simboliza la muerte del progreso ante el tradicionalismo católico, causa la locura de Rosario, su prima y amada, quien, joven desorientada, sin duda alguna la juventud encarnada, y ahí acaba.

Con Galindo la cosa es diferente, fiel a su liberalismo, en efecto mata a Pepe Rey, el discurso es “la iglesia es mala” pero ante tal situación Rosario no enloquece, ni palidece, por el contrario se rebela contra esa madre que la mantenía reprimida y engañada, abre los ojos y empieza a valerse por sí misma. Ésta es la apuesta de Galindo.

Anuncios
09
Jun
10

Regresos inesperados muy esperados que nadie esperaba se dieran antes de lo esperado… (O de mi regreso al Pachuco)

Regreso al Pachuco de México. Es bueno volver a poner una serie de palabras disque organizadas en forma de ensayos aquí.  Me alegra, me llena y me impulsa.

¿Somos cotidianidad? ¿Progresiones de acción a través del tiempo? ¿Somos uno más uno más uno? ¿O hay más? Al dejar de escribir, momentáneamente, noté dos cosas… la inercia de la vida es rompible, si una fuerza mayor se interpone en ella. Parece ley física, dudo que lo sea. ¿Es malo romper la inercia? No. ¿Es malo recuperar la inercia? Tampoco. Simplemente es parte del camino que hay que recorrer. Siempre hay que darse el tiempo de repensar nuestra inercia.

La política, la economía, la sociedad y en general eso que conforma la  cotidianidad de la mayoría de las personas se deja llevar por una inercia que viene desde hace mucho y que hemos adoptado y nombrado “modo de vida”. Chale. Entiéndase el chale como un: que aburrido, que triste, que corto, que absurdo y sobre todo como un “ya no”.  Debemos recuperar ese sentimiento que nos movía a hacer política, que nos impulsaba a ser sociedad, a seguir caminando, a ver como resolvíamos los problemas, a ver como le hacíamos para mejorar, a ver la economía como respuesta a problemas y no como creación de nuevos. No sólo hacer las cosas por inercia.

Es por eso que me atrevo a decir que para esta nueva etapa en el Pachuco trataré de romper la inercia. Esto como primer paso para la solución, la proposición, la apertura, el diálogo encaminándose siempre a una mejor persona y por ende a una mejor sociedad.

Rompámosle a la inercia de la cotidianidad.

Jama.

19
Ene
10

Vamos todos a leer.

Transcurría hoy mi día en la ciudad de siempre, y como buen transeúnte que soy, deambulaba por aquí y por allá, para acudir lo más puntual posible a mis citas y compromisos.

Y no sé si realmente haya pasado así, o si sólo es cosa mía, pero me pareció ver a un número elevado de personas que sostenían bajo su mirada inspectiva un libro. Cosa que me hizo recordar aquellos datos del bajo índice de lectura que tienen los mexicanos, y pensé en la desgracia que ello significaba, puesto que realmete el mundo de la lectura es maravilloso, absorbente, interesante y gratificante.

Ha ocurrido últimamente que la llamada “literatura de masas” ha tenido un gran impacto, no sé con exactitud cuándo habrá empezado esta faceta, pero me parece que el título que más marcó a mis congeneracionales y a mi fue Harry Potter y sus secuelas. Han seguido libros como El código Da Vinci o más recientemente Crepúsculo, que si bien no podría calificar de malos, me atrevo a decir que lo propuesto en ellos no produce algún aporte, es como un remake vacío. Su único fin es vender.

No obstante, podría rescatarse una virtud de este tipo de literatura: la de iniciar el hábito y placer por leer. Pues ocurre que muchas veces es una mera aversión ficticia la que aleja a los individuos de los libros. Pero rota esta adversidad, nos econtramos con un verdadero universo de opciones.

Y propongo muchachos, qe todos contribuyamos un poco a la formación cultual del prójimo a través de la recomendación de un libro.

Puede ser cualquiera, pero con la característica de haber significado algo relevante para uno mismo, ya que por eso mismo lo estamos recomendando, y si pueden poner a grandes rasgos porqué lo recomiendan, no está de más.

No demoremos más, aprovechemos esta oportunidad y a leer.

Inicio yo mismo:

Un viejo que leía novelas de amor. Luis Sepúlveda.  Tusquets.

Simplemente un encuentro esplendoroso entre el hombre y la naturaleza.

Un saludo.

Ustedes ¿que leen?

Omar M.

14
Ene
10

El mundo que pasa.

En esta ciudad ocurren tantas cosas.

En este país ocurren tantas cosas.

En este mudo ocurren tantas cosas.

Tantos acontecimientos que parecen lanzarse sin pensarlo dos veces del trampolín del tiempo, que nos invaden, que nos llenan y que a veces, nos sofocan.

En un lapso tan breve como lo es una semana, en comparación con la inmensidad temporal del universo, nos encontramos con un comentarista que no sabe hablar, con alzas y mas alzas a los alimentos y a lo demás, con un periodista, otro de muchos, asesinado, y de la mano con la nueva de que de nuevo contamos con la ciudad más peligrosa del mundo.

Cosas importantes que ocurren a cada instante, cosas que no podemos dejar pasar, y que sin embargo, en un mes dfícilmente se recordarán. Es y ha sido el problema del hombre desde su existencia: ¿cómo hacer trascendental lo efímero? Porque además de todo no se trata de un simple disparo al aire, de un copo de nieve que cae, sino de una verdadera nevada, y una balacera que, por ser multitud, contribuye al trato superficial.

Ahí está el detalle, en esa situación de captar lo fugaz, es donde entra el periodista, que de la mejor forma posible intenta rescatar cierta información para que pueda ser apreciada y a su vez asimilada por los demás, por la sociedad. Por esto mismo el periodista no puede permitirse flaquear, debe permanecer siempre al pie del cañón, y alerta cual sabueso para buscar y atrapar la nota, los hechos relevantes; añadida a estos requisitos, está la responsabilidad social que cae en los hombros de dicho actor.

Un periodista va más allá de lo técnico, de saber tomar fotos o redactar, un periodista sobre todo debe entenderse como una herramienta para llegar a un bienestar social, más que una mejoría,una balanza. La información es uno de los contrapesos más importantes que tiene el poder estatal, y por esto mismo debe estar del lado del pueblo, de preferencia de los de abajo.  El periodista como individuo debe procurar forma auditorios, lectores o televidentes críticos, que sean capaces de discernir entre la información que reciben a través del análisis (forzosamente activo) y reflexión de la misma.

El periodista, podría decirse, es un enemigo natural del personaje o grupo que mantenga el poder en una sociedad. Puesto que “se mete en donde nadie lo llama” los grandes políticos o empresarios corren el riesgo de perder su reputación, su status social. Hay cosas que la gente no debe de saber (o eso piensan) y por eso mismo se da la agresión hacia quienes procuran manifestar su libertad de expresión…

Sin embargo, hoy en día, en nuestro país, el ta lindo y adorado México, imagino difícil una situación más descarada que la que vivimos, y me refiero a lo siguiente:

  • Aquí a los políticos y empresarios les ha empezado a valer un cacahuate la opinión pública, esto debido a que realmente no sirve para nada, al menos en este país. Resulta bastante conocido para los mexicanos en general que el sistema político está lleno de mano negra y corrupción , que hay relaciones turbias entre los que se supone dirigen al país, y los que se dedican a desestabilizarlo, a pesar de esto no pasa nada, tomemos un ejemplo; ¿recuerdan cuando De la Madrid dijo que Salinas se robó la patida secreta“? Bien pues ¿qué ocurrió? Nada. Otro ejemplo un tanto más controversial: el fraude electoral del 2006, dejemos atrás las afiliaciones partidistas, estoy seguro que millones de mexicanos pensamos que aquello en efecto fue un fraude, y ¿qué pasó? ¡Nada!
  • Hoy por hoy realmente tenemos al frente del país a unos  sinvergüenzas (literalmente), y por lo mismo no logro entender por qué, si son tan libres de hacer lo que quieran y no pasa nada, siguen atentando contra periodistas. ¿Qué más puede saber la gente que no sepa ya? Este país está hecho un basurero. Y aún si algún reportero logrará publicar una nota en un periódico local, los grandes medios se encargarían de disolver el argumento. ¡No hay porque seguir cazando periodistas! Esto no puede seguir así. Se supone que desde hace mucho se empezó a aplicar el soft power, la persuasión en lugar de la violencia, ha resultado ser más efectiva.

México es de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, y además de que no es posible, no es necesario.

Pensemos todos un poco y escuchemos nuestra cabeza a ver que nos dice el silbidito.

Antes de cerrar, quisiera manifestar las condolencias y solidaridad de El Pachuco de México para con el pueblo haitiano por la terrible tragedia ocurrida el día martes 12 de enero.

Es algo que pesa muy hondo, el sufrimiento de un pueblo entero. No hay consuelo para tal.

Del mundo que pasa

Omar M.

06
Dic
09

Sombras.

¡Muchachos! En esta ocasión les traigo un cortometraje que elaboré pa una clase.

Échenle un ojo y pongan su crítica. 🙂

Un saludo.

Omar M.

23
Nov
09

Después de todo…

Después que las voces griten,

después que los silencios reinen

después de que el hombre viva entre las sombras

y mucho después de que la luz ilumine la vereda.

Vendrá entonces el tiempo

con sus 360 grados

a marcar con sus índices dictatoriales

las grandes paradojas:

la certeza de lo incierto,

las añoranzas del futuro,

el círculo lineal

y aquella frase ecléctica infalible

del final del principio,

y el principio del final.

 

En ese momento nos daremos cuenta.

Y antinaturales como siempre

reíremos 

                 protestaremos

                                          nos rebelaremos

                                                                   y un poco después

gritaremos.

 

Omar M.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

27
Oct
09

¡Me tienes!

¡Me tienes!

Mi mente:

Me miente,

¿Me tiene?

¿Me teme?

Tenme:

En mi ente,

Mienteme:

Me tiente.

Tenme en mente:

En mi tenme,

Tenme en mí.

¡Me tienes!

Jama




Lo que hay en el Pachuco

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 4 seguidores

Blog Stats

  • 160,356 hits