12
Ene
10

De la rareza de la normalidad. (O de la tolerancia y los homosexuales)


Eres muy raro. ¡Que raro eres!. Weirdo. Freak.
Frases demasiado comunes en una primaria, típicas en secundaria, demasiado populares en una preparatoria y lamentablemente escuchadas en una universidad.
La realidad nos demuestra que todos somos raros. La rareza nos demuestra que todos somos reales.
El mexicano tiene una tendencia a enjuiciar, encasillar y criticar a diestra y siniesta. “Esque ese no es normal. Dicen que le truena la reversa.”, “No ya viste, ese nomás se la vive en la escuela” “Ese tipo es puto”
“Ese no tiene vida social, pobre perdedor”, “Mira, ella nunca se peina”, “Mira, ese tiene cara de teto”

Entonces ¿por qué nos sorprendemos cuando salen sujetos como Esteban Arce y sus comentarios adjetivados de homofóbicos? De repente, hay un movimiento masivo impugnando su renuncia, su cancelación  y a nada de pedir su cabeza en bandeja de plata.
Es correcto que su manera de darse a entender no es para nada la adecuada, pero al igual que el gobierno, el país tiene los medios de comunicación que se merece. Tenemos el poder de dejar de ver, las cochinadas televisadas por las dos grandes cadena, ¿cuántos lo hacen?
Me dirán, pues no hay de otra, miles de personas sólo reciben esa señal. Pues no están obligados a estar pegados al televisor todo el día, todos tenemos la libertad de decidir como usar nuestro tiempo y entre muchas opciones, la mayoria cae en la red de la caja parlante. La solución: la información y eduacación.


Lo curioso es que, por ejemplo, nadie crítica que  en las telenovelas se sobreactúe y ridiculice el papel del gay, mucho menos que en los programas de chismes se hable de ellos e incluso se les exponga de manera burdesca.
Si por lo que se lucha es tolerancia, entonces se debería de comparar la preferencia sexual a la preferencia por un partido político o un equipo de futbol. Tal vez no.
Personas como Arce, que se expresan libremente, tiene el mismo derecho a hablar que un homosexual a quejarse de la manera de este, pero de nigún modo mandarlo a callar. ¿Sólo porque no dice lo que quieren, merece ser sacado del aire? Es un mal ejemplo de tolerancia, cosa que estos grupos exigen. Oh ironía.

Ahora el tema de los y las homosexuales es amplísimo y actualemente está en el centro de atención de los medios, gracias a la ley que permite los matrimonios y adopción de hijos.
Establecer una postura no es sencillo. Si bien, en el sentido legal, estoy de acuerdo en que como cualquier pareja deben de estar protegidos por una institución que válide la situación y les conceda derechos y obligaciones. Esta es el matrimonio.
Sin embargo, la adopción es otro tema. Existen estudios que demuestran que el desarrollo de un bebe criado por parejas homosexuales no tiene diferencia alguna con la de un criado por una pareja heterosexual.
A pesar de eso, si hay un cambio en la cosmovisión del niño ante las relaciones y la sociedad. Recordemos que la familia es la institución inicial y cimiento de la sociedad y más de la sociedad mexicana.
De tal manera que si, se experimenta un cambio hacia una diferente concepción de familia, un cambio social es de esperarse. A priori, es inpredecible ese cambio. Algunos adivinarian que impulsaría las tendencias homosexuales.
Otros dirían que sería mejor para la tolerancia. Muchos apostarían por decir que se rompería el orden natural. Pero todas son especulaciones.
El hecho, es que un cambio social existiría. Y que posiblemente, sería necesario implementar una nueva manera de educar a los niños y posiblemente reeducar a los adultos.
Uno de los grande argumentos de los conservadores mexicanos es: “No es natural que una pareja del mismo sexo tenga hijos”.Los  defensores de la homosexualidad muestran estudios donde se ve que si hay muchas especies entre los animales que son homosexuales. Me parece erronea la manera de ambos de abordar el tema. Lo natural del hombre para tal caso, también es ser bígamo o polígamo y aún así es mal visto por la sociedad occidental. Y en el reino animal, también existen muchos casos que prueban que es una conducta normal.
El punto es que no somos meramente animales, somos los animales con el nivel de razonamiento más alto (al parecer) o al menos hasta ahora comprobado que somos los únicos que tenemos un nivel de conciencia y de inteligencia que nos hace darnos cuenta de nuestros actos.
Así que la comparación, no creo que sea acertada en niguno de los dos casos.

Por lo tanto,¿deben o no de adoptar hijos? Sí deben de tener el derecho, obviamente pasando los mismos requisitos que una pareja heterosexual, pero creo que una educación más incluyente también es necesaria. De lo contrario, el chamaco, se enfrentará con una sociedad recia y cerrada que lo tachará de raro, weirdo o freak y que posiblemente eso sea lo que cause los traumas que los opositores exponen. El cambio no sólo debe quedarse en la ley, debe implementarse en cada rincón de la sociedad de tal manera que con la educación se amplíen horizontes.

Las cuatro patas de la sociedad.

Hace no mucho hice la analogía de que la sociedad es como una mesa, con cuatro patas: la familia,la educación, la cultura y los valores si repentinamente a la pata de la famila se le alarga o acorta, la mesa seguira de pie sin duda, pero se tambaleará un buen momento hasta encontrar nuevamente el equilibrio y seguramente no se vea como antes y algunas cosas en ella se caigan, pues estaban hechas o adaptadas para mantenerse en una postura. Si las otras patas no se modifican igualemente, la mesa no se equilibrará adecuadamente. Es por eso que es necesario un cambio integral.

Hagamos ejericicio de tolerancia complementando visiones.

Jama

Anuncios

15 Responses to “De la rareza de la normalidad. (O de la tolerancia y los homosexuales)”


  1. 12/01/2010 en 8:45 PM

    ¿tú crees que el niño candidato a ser adoptado por dos hombres o dos mujeres está en mejores condiciones en el orfanato que con una familia homoparental? ¿Qué es más doloroso para una criatura que, en la mayoría de las veces, fue abandonado por sus padres: crecer en un orfanato donde puede ser abusado sexualmente, maltratado y luego lanzado a la calle, o que lo llamen freak porque dos mamás o dos papás le dan todo su amor? Lo “natural” en los seres humanos, mi estimado, se acabó el día que abandonamos los árboles y decidimos formar una colectividad social; nuestras relaciones no son “naturales”, son “sociales”. La familia, como el derecho, la iglesia y la mayoría de las instituciones, son creaciones “sociales”; ninguna es “natural”. Saludos!

    • 2 omarcalamaro
      12/01/2010 en 10:20 PM

      Estoy bastante de acuerdo con Verónica.

      Aquellos que se manifiestan en contra de la adopción por parte de homosexuales, y de la homosexualidad en general, no pueden invocar a la naturalidad como un argumento, porque podríamos preguntar ¿es acaso naural construir edificios,tener coches, incluso adorar a un dios que “no es de este mundo”? Espero que no se confunda mi comentario (como suele suceder casi siempre que uno toca el tópico religiso), simplemente pienso que lo natural lo dejamos atrás hace mucho tiempo, prueba de eso es que estamos destruyendo nuestro mundo, nosotros rompemos el equilibrio de la naturaleza, nos emancipamos de ella.

      Ahora bien, en general estoy de acuerdo con lo planteado con Jama, sólo que difiero en cuanto el uso de los términos “raro” y “normal”. Y bien es que generalmente ocupamos estas palabras a la ligera, pensamos que raro es alguien que le gusta mucho cantar o que se corta el cabello chistoso, o cuántas veces no hemos escuchado a alguien decir “es que soy raro”, ese es un simple comentario de necesidad de atención, aquel que realmente es raro no siente necesidad de autodenominarse de esta forma, más bien es un segregado social.

      Retomando un poco lo dicho por Arce, quisiera hablar acerca de esto ser “normal”, que era el principal argumento de tal personaje para descalificar a la homosexualidad. Y es que lo normal es una mera convención, es decir es una creación social más no una verdad absoluta, y por su naturaleza social tiende a la modificación, a tranformarse. Así pues me parece puy retrógrada negar algo, sólo porque se sale de una convención que, ¡ojo!, ni siquiera es la de la sociedad en general, la cual a decir verdad creo que ya está bastante acostumbrada a vivir con dierentes tipos de orientación sexual.

      Y bien, en cuanto a la adopción estoy totalmente de acuerdo con Jama, pienso que lo que podría dañar potencialmente a los niños no es el crecer ente dos personas del mismo sexo, sino más bien el rechazo por parte de los miembros externos de la sociedad. Recordemos que una ley no se hace efectiva hasta que se vuelve costumbre, y por esto mismo sólo hasta que la sociedad esté lista podrá llevarse acabo óptimamente esta acción, pero curiosamente para que la sociedad se prepare alguien debe empezar, tal vez es la época de los pionero.

      Por lo demás me parece que un pareja homosexual tiene el mismo derecho de adopcion que el de una heterosexual, claro, siempre y cuando pase por los mismos filtros que cualquiera.

      Es curioso como esta derecha que se opone a esta situación apelando a la naturaleza y a la biología, sea la misma qe censura los libros de texto de ciencias en las escuelas.

      La congruencia sobre todo muchachos.

      Un saludo.

  2. 3 Jama
    12/01/2010 en 8:57 PM

    Veronica:
    Creo que no podemos cerrarnos a pensar que un orfanato es necesariamente peor, si bien creo que la adopción es una buena manera de acercarlo a un ambiente más cálido y como dices de amor, clave fundamental del desarrollo humano. Ahora, yo menciono que el argumento de lo que es natural o no, me parece erroneo para juzgar el tema y coincido con la característica social intrínseca de la persona. Ahora, ¿la familia no tiene un principio natural de supervivencia?, de hecho varias instituciones si tiene un fondo natural: buscan seguridad. Algo que instintivamente hace el ser humano.

    Gracias por comentar.

  3. 4 luismgf
    12/01/2010 en 11:03 PM

    Cierto lo normal es una convención social, de eso no hay duda, pero hay cosas cuya normalidad no depende necesariamente de las relaciones sociales, me explico. Si sabemos que 8 de cada 10 jovenes en edad de estudiar una carrera universitaria no lo hacen, podemos decir que la gran mayoria de los jovenes no estudia una carrera universitaria. Ergo si esta tendencia ser mantiene por un determinado periódo de tiempo normalmente extenso la concepción cambiaría a que es normal que un joven no estudie una carrera universitaria en México y que sólo unos casos raros lo hacen. Es decir al momento de fijar que es lo normal y que no lo es, juega un papel sumamente importante que es mayoria y que es minoría. Normalmente las alteraciones en las proporciones de mayorias y minorias anteceden a las modificaciones en las convenciones sociales.

    En el caso específico de los homosexuales e si bien se ha conseguido que en el D.F. exista una igualdad legal debido a que el grupo en el poder comparte esta forma de pensar con un amplio sector política y socialmente activo (principalmente conformado por jovenes) no se nos debe de olvidar que quienes pertenecemos a este grupo somos minoría a nivel nacional. De ahí que una transformación de este tipo sea atacada duramente por gran parte de la sociedad, y que la labor no sea la de callar a los detractores sino convencerlos de la base de que se haya hecho tal transformación.

    Con respecto a lo que plantea Jama acerca del ambiente en que se han de desarrollar los niños adoptados por parejas homosexuales, estoy de acuerdo pero difiero en que la solución total sea una educación incluyente ya que ella si bien ayudará a disminuir los ataques que este niño podría sufrir de ninguna forma los inhibe. La solución es el correr del tiempo, dejar que la transformación de la instucion formal permeé en las instituciones informales, sólo así el cambio podría afianzarse. (y toda acción del gobierno debe de ir en esa perspectiva)

    El mejor ejemplo de como un cambio en las instituciones formales puede tardar décadas en consolidarse es la independencia de México, en teoría esta se consolido en 1821 pero muchas instituciones informales de la colonia siguieron existiendo hasta finales del S. XIX

    • 5 luismgf
      12/01/2010 en 11:04 PM

      Por cierto si quieren ver mas del tema visiten http://www.refineria.wordpress.com

  4. 6 Edgar Rello
    13/01/2010 en 1:34 PM

    La pregunta creo que es al revés…. ¿no tendrá derecho un niño a tener papá y mamá? El tema es muy complejo y falta información por parte de la gente. Me parece que lo dificil es que se está reconociendo legalmente una situación enfermiza de una persona. Cierto, no se trata de discriminar, sino de encauzar adecuadamente a las personas que lo necesiten. Es decir, la homosexualidad, psicológicamente hablando, no es normal. Pero no se les encauza,a mi parecer, adecuadamente.

    Tal vez la forma de expresarce de Arce no fue la mas correcta, pero el fondo creo que lo es.

    Yo doy gracias a Dios que el problema lo veo de lejos y en mi familia no ha habido casos, pero si les pasa en su familia, encaucen la situación, porque esa gente en el fondo no creo que sea feliz.

    • 7 Jama
      13/01/2010 en 7:25 PM

      Rello:
      ¿En realidad es una enfermedad? sería necesario aclararlo con psicólogos pues existen varias teorías acerca de la homosexualidad como enfermedad, según investigaciones hay un gen que hace favorable a una persona a ser homosexual y eso a la par que el ambiente hace a una persona homosexual, pero ¿cómo afirmar que en realidad es una enfermedad? Porque he de decir que los que conosco, no parecen enfermos( al menos no tienen las características que otras personas con enfermedades psicológicas), sin embargo por sus ambientes se ve la tendencia de que también es una manera de actuar asociada con ciertos estereotipos o a manera de respuesta a algunos factores externos. Incluso corremos el riesgo de, en esta generalización, unificar distintos tipos de homosexualidad: en algunos aceptada por voluntad, en otros por su medio social, en otros talvez genéticamente dispuestos.

      El tema da para mucho y esa falta de información se está combatiendo en espacios como este.

      • 8 Edgar Rello
        17/01/2010 en 10:57 PM

        Precisamente un ex compañero de la prepa que ahora es psicólogo me comentó que eso del gen no es verdad, se soltó por ahí y varios se han agarrado de ese argumento.No he hablado mucho del tema con él, pero en reuniones que hemos tenido entre varios a veces platica del tema porque es experto en él, y comenta que es gente que tiene problemas afectivos muy profundos. no habla él de la homosexualidad como una enfermedad sino como una cara externa de muchos problemas en la constitución de la persona. Gente que no está dispuesta a cambiar de conducta (homosexual) ha apoyado “investigaciones” tanto biológicas como psicológicas entre gentes por cierto no creyentres, de la corriente positivista y de inspiración freudiana en lo que concierne al tema de la lívido, a difundir estos argumentos que hemos oido últimamente. Esa gente, por lo que este amigo cuenta, se puede “enderezar” cuando quiere, porque el problema más profundo de todo es ue en el fondo no son felices y no lo serán, es gente que efectivamente necesita ayuda de gente especializada, no de propiciarlos, a eso se refería mi comentario.
        Segundo, sé que una persona necesita de una figura masculina y otra femenina en su desarrollo psicológico de niño. Cuando no hay papá o mamá en la infancia, ese rol suele ser tomado por un tío (tía), hermano (a), etc. Pero en el caso de las adopciones en estos términos que ahora se plantean, esa figura sería suplantada por la de otro con el mismo sexo. Lo de menos es si tendrá discriminación en la escuela o no, sino lo interno en su psiqué.
        Tercero, en estos días se ha generado una campaña tal en los medios que pareciera que los que pensamos distinto a los que propusieron la reforma dle código civil, somos ahora los nuevos discriminados. Es decir, omo si ser creyente fuera un delito social. Creo que si le damos una lectura se está también pisoteandoel derecho de espresión de la gente que piensa distinto, de la gente que es creyente en un Dios y en la psicología de la pareja heterosexual, que creeen en la familia como natural, etc.
        ¿Cómo será una sociedad “moderna”? Híjole.

        Insisto, no soy experto en el tema y me toca comentarlo de tercera persona; y muchos de los que comentan sobre el tema también y eso, hasta cierto punto, hace fácil para muchos de nosotros aventar opiniones. Sin embargo, creo que los fundamentos los conozco lo suiciente para saber que no va por el camino correcto la cosa, que no se rata de efectivamente “quemar a todos los homosexuales”, pero tampoco de aceptarles como correcta sus conductas.

  5. 9 Des
    13/01/2010 en 3:46 PM

    “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo” (Voltaire)

    El otro día, atorada en el tráfico (como suele ser costumbre en México) escuchaba la radio mientras discutían sobre el caso de Arce; alguno de los locutores citó esa frase de Voltaire y se me hizo simplemente magnífica… probablemente porque me considero una persona tolerante que, aunque con sus valores y concepciones bien definidas (y hasta conservadoras, algunos podrían pensar), siempre está dispuesta a escuchar la opinión del otro y aceptar que cada cabeza es un mundo y que no todos tienen que pensar como yo. La libertad de expresión es fundamental… y si es una de las pocas cosas que hemos logrado “consolidar” en nuestra “democracia”, valdría la pena defenderla y no echarnos para atrás. En eso estoy completamente de acuerdo contigo.

    Sobre lo otro… mmmmm; siguen sin convencerme sobre la adopción. El matrimonio, va… tiene sentido que todos somos iguales en la sociedad y más vale que recibamos el mismo trato, con las mismas garantías y las mismas obligaciones. Pero la adopción significa involucrar a un tercero sin consultar su opinión. Entiendo que pueda ser mejor una vida con amor homoparental que la orfandad, pero me siguen quedando dudas sobre las consecuencias psicológicas en el niño. Sobre todo porque los escuincles suelen ser unos malditos…. ya veo la escena en 2º de primaria “¿y tú por qué tienes 2 papás y no tienes mamá?”. Concuerdo en que más que cambios en la ley, México necesita (URGENTEMENTE) cambios en su sociedad…. y eso, es algo que veo difícil de lograr, por lo menos por ahora.

  6. 10 Jama
    13/01/2010 en 7:30 PM

    Des:
    ¿No será acaso que esta ley lo que hace es adelantarse demasiado al cambio social? Es interesante poderle brindar ese espacio de inclusión a un niño, pero a la vez exponerlo a una exclusión social posterior. Pero si ese niño quedará huerfáno, ¿no sufriría el mismo acoso en la escuela?. “Tu no tienes papás, yo sí”. El proceso piscológico del niño desde el momento en que queda huérfano ya está expuesto a un desarrollo diferente y posiblemente de una ataque social basado en la intolerancia y poca educación.

    Saludos del otro lado del charco.

  7. 11 Cipa
    15/01/2010 en 2:06 AM

    Puf!
    Primero me gustaría decir que según mis conocimientos en psicología no existe lo normal, la personas se tratan como seres individuales, somos infinitos como bien dice Jodorowsky, ni siquiera uno mismo puede llegar a conocerse por completo! como puede hablarse de normal o natural? Lo natural es la naturaleza, nosotros somos humanos. Es que es todo un rollo filosófico que nos llevaría a cuestionarnos si las propias palabras nos hablan de la realidad… en fin creo que ya han hablado suficiente del tema arriba.

    Estoy de acuerdo con lo que has comentado Jama, como sociedad no estamos listos, pero no podemos quedarnos esperando a que estemos listos, porque entonces se nos acabara la vida,y claro lo importante como me gusto mucho tu analogía de la mesa no basta con las leyes o con la familia, va todo junto.

    Los infantes siempre encontraran un defecto del cual burlarse si no son tus padres es el color de tu piel o si eres gordito. Y es “natural” (retomando la palabra aunque me desagrade, para hacer la contraparte) que solo tengan madre o padre? o que sus papas se divorcien? o que su hermano mayor los cuide? o sus abuelos? o sus tíos? eso pasa y hay algún tipo de persona que se queje de ello? Lo importante no es con quienes vivan, sino como vivan y si tiene padre y madre pero hay violencia en el hogar?
    Hay madres solteras que deciden criar a sus hijos solas es tan horrible que la ayude otra mujer? o igual en caso de hombres?
    Yo he visto crecer a un niño cuidado por 2 mujeres, no pareja pero hermanas y lo veo feliz no podría ser algo similar?

    Los humanos somos tan fatalistas, tan caóticos y tenemos mil opciones, pero creo que no nos damos cuenta.

    Y yo creo que es otra opción respetable.

  8. 12 rod soto
    15/01/2010 en 3:21 AM

    Tema muy dificil. Si hubiese una votacion en lo personal me consideraria inampto para participar. Sin embargo puedo dar mi opinion.

    Digo inapto, por la simple razón de que este tipo de decisiones implica afectar el desarrollo de una vida. Como ya antes lo mencionaron, cualquier desción que se tome va a afectar a el niño se quiera o no…

    (Sobre el matrimonio creo todos concuerdan en que es logico a estas alturas que se apruebe en méxico…)

    Creo que deberia haber más investigacion al respecto. Me refiero a como afectaria tener padres del mismo sexo a un niño en desarrollo.— Esto lo digo pues para que en determinada edad el niño tome una desición (ser homesexual o heterosexual) el niño debe conocer que opciones existen. Si crece toda su infancia viendo a sus padres homosexuales como sabrá cual es la otra opcion? Pues no verá en su infancia con claridad una figura “paterna” y una “materna”. Es decir, este niño sufrira un cambio en su cosmovision.

    En cuanto a que deberia hacerse…bueno ademas de la investigacion que ya mencioné. Creo que las cosas deben dejar seguir su curso, pues este fenómeno es relativamente nuevo y no se sabe bien a bien cuales serán las repercusiones del cambio social que todo esto representa. Pero por supuesto que para dejar que esto siga su curso debe haber (como dice jama) un cambio educativo. Un cambio que si bien no protegerá a estas generaciones de niños de agresiones en su infancia, por lo menos construirá los simientos para que tal vez en 15, 20 o 30 años se logre una tolerancia total en este rubro…

  9. 13 rod soto
    16/01/2010 en 7:02 AM

    ¿como quito un comentario? creo stba dormido cuando scribi esa pn..

    • 14 luismgf
      17/01/2010 en 1:04 AM

      Si quieres lo podemos quitar cualquiera de los administradores

  10. 15 rod soto
    21/01/2010 en 6:39 AM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Lo que hay en el Pachuco

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 4 seguidores

Blog Stats

  • 159,436 hits

A %d blogueros les gusta esto: