Author Archive for Jama

09
Jun
10

Regresos inesperados muy esperados que nadie esperaba se dieran antes de lo esperado… (O de mi regreso al Pachuco)

Regreso al Pachuco de México. Es bueno volver a poner una serie de palabras disque organizadas en forma de ensayos aquí.  Me alegra, me llena y me impulsa.

¿Somos cotidianidad? ¿Progresiones de acción a través del tiempo? ¿Somos uno más uno más uno? ¿O hay más? Al dejar de escribir, momentáneamente, noté dos cosas… la inercia de la vida es rompible, si una fuerza mayor se interpone en ella. Parece ley física, dudo que lo sea. ¿Es malo romper la inercia? No. ¿Es malo recuperar la inercia? Tampoco. Simplemente es parte del camino que hay que recorrer. Siempre hay que darse el tiempo de repensar nuestra inercia.

La política, la economía, la sociedad y en general eso que conforma la  cotidianidad de la mayoría de las personas se deja llevar por una inercia que viene desde hace mucho y que hemos adoptado y nombrado “modo de vida”. Chale. Entiéndase el chale como un: que aburrido, que triste, que corto, que absurdo y sobre todo como un “ya no”.  Debemos recuperar ese sentimiento que nos movía a hacer política, que nos impulsaba a ser sociedad, a seguir caminando, a ver como resolvíamos los problemas, a ver como le hacíamos para mejorar, a ver la economía como respuesta a problemas y no como creación de nuevos. No sólo hacer las cosas por inercia.

Es por eso que me atrevo a decir que para esta nueva etapa en el Pachuco trataré de romper la inercia. Esto como primer paso para la solución, la proposición, la apertura, el diálogo encaminándose siempre a una mejor persona y por ende a una mejor sociedad.

Rompámosle a la inercia de la cotidianidad.

Jama.

12
Ene
10

De la rareza de la normalidad. (O de la tolerancia y los homosexuales)

Eres muy raro. ¡Que raro eres!. Weirdo. Freak.
Frases demasiado comunes en una primaria, típicas en secundaria, demasiado populares en una preparatoria y lamentablemente escuchadas en una universidad.
La realidad nos demuestra que todos somos raros. La rareza nos demuestra que todos somos reales.
El mexicano tiene una tendencia a enjuiciar, encasillar y criticar a diestra y siniesta. “Esque ese no es normal. Dicen que le truena la reversa.”, “No ya viste, ese nomás se la vive en la escuela” “Ese tipo es puto”
“Ese no tiene vida social, pobre perdedor”, “Mira, ella nunca se peina”, “Mira, ese tiene cara de teto”

Entonces ¿por qué nos sorprendemos cuando salen sujetos como Esteban Arce y sus comentarios adjetivados de homofóbicos? De repente, hay un movimiento masivo impugnando su renuncia, su cancelación  y a nada de pedir su cabeza en bandeja de plata.
Es correcto que su manera de darse a entender no es para nada la adecuada, pero al igual que el gobierno, el país tiene los medios de comunicación que se merece. Tenemos el poder de dejar de ver, las cochinadas televisadas por las dos grandes cadena, ¿cuántos lo hacen?
Me dirán, pues no hay de otra, miles de personas sólo reciben esa señal. Pues no están obligados a estar pegados al televisor todo el día, todos tenemos la libertad de decidir como usar nuestro tiempo y entre muchas opciones, la mayoria cae en la red de la caja parlante. La solución: la información y eduacación.


Lo curioso es que, por ejemplo, nadie crítica que  en las telenovelas se sobreactúe y ridiculice el papel del gay, mucho menos que en los programas de chismes se hable de ellos e incluso se les exponga de manera burdesca.
Si por lo que se lucha es tolerancia, entonces se debería de comparar la preferencia sexual a la preferencia por un partido político o un equipo de futbol. Tal vez no.
Personas como Arce, que se expresan libremente, tiene el mismo derecho a hablar que un homosexual a quejarse de la manera de este, pero de nigún modo mandarlo a callar. ¿Sólo porque no dice lo que quieren, merece ser sacado del aire? Es un mal ejemplo de tolerancia, cosa que estos grupos exigen. Oh ironía.

Ahora el tema de los y las homosexuales es amplísimo y actualemente está en el centro de atención de los medios, gracias a la ley que permite los matrimonios y adopción de hijos.
Establecer una postura no es sencillo. Si bien, en el sentido legal, estoy de acuerdo en que como cualquier pareja deben de estar protegidos por una institución que válide la situación y les conceda derechos y obligaciones. Esta es el matrimonio.
Sin embargo, la adopción es otro tema. Existen estudios que demuestran que el desarrollo de un bebe criado por parejas homosexuales no tiene diferencia alguna con la de un criado por una pareja heterosexual.
A pesar de eso, si hay un cambio en la cosmovisión del niño ante las relaciones y la sociedad. Recordemos que la familia es la institución inicial y cimiento de la sociedad y más de la sociedad mexicana.
De tal manera que si, se experimenta un cambio hacia una diferente concepción de familia, un cambio social es de esperarse. A priori, es inpredecible ese cambio. Algunos adivinarian que impulsaría las tendencias homosexuales.
Otros dirían que sería mejor para la tolerancia. Muchos apostarían por decir que se rompería el orden natural. Pero todas son especulaciones.
El hecho, es que un cambio social existiría. Y que posiblemente, sería necesario implementar una nueva manera de educar a los niños y posiblemente reeducar a los adultos.
Uno de los grande argumentos de los conservadores mexicanos es: “No es natural que una pareja del mismo sexo tenga hijos”.Los  defensores de la homosexualidad muestran estudios donde se ve que si hay muchas especies entre los animales que son homosexuales. Me parece erronea la manera de ambos de abordar el tema. Lo natural del hombre para tal caso, también es ser bígamo o polígamo y aún así es mal visto por la sociedad occidental. Y en el reino animal, también existen muchos casos que prueban que es una conducta normal.
El punto es que no somos meramente animales, somos los animales con el nivel de razonamiento más alto (al parecer) o al menos hasta ahora comprobado que somos los únicos que tenemos un nivel de conciencia y de inteligencia que nos hace darnos cuenta de nuestros actos.
Así que la comparación, no creo que sea acertada en niguno de los dos casos.

Por lo tanto,¿deben o no de adoptar hijos? Sí deben de tener el derecho, obviamente pasando los mismos requisitos que una pareja heterosexual, pero creo que una educación más incluyente también es necesaria. De lo contrario, el chamaco, se enfrentará con una sociedad recia y cerrada que lo tachará de raro, weirdo o freak y que posiblemente eso sea lo que cause los traumas que los opositores exponen. El cambio no sólo debe quedarse en la ley, debe implementarse en cada rincón de la sociedad de tal manera que con la educación se amplíen horizontes.

Las cuatro patas de la sociedad.

Hace no mucho hice la analogía de que la sociedad es como una mesa, con cuatro patas: la familia,la educación, la cultura y los valores si repentinamente a la pata de la famila se le alarga o acorta, la mesa seguira de pie sin duda, pero se tambaleará un buen momento hasta encontrar nuevamente el equilibrio y seguramente no se vea como antes y algunas cosas en ella se caigan, pues estaban hechas o adaptadas para mantenerse en una postura. Si las otras patas no se modifican igualemente, la mesa no se equilibrará adecuadamente. Es por eso que es necesario un cambio integral.

Hagamos ejericicio de tolerancia complementando visiones.

Jama

05
Ene
10

Pa’ empezar el 2010 (o del cambio pero en serio)

Un nuevo año se cierne ante nosotros. El 2010 ha llegado. Puede significar mucho para aquellos tradicionalistas que conmemoren tanto el bicentenario de la Gesta de Independencia como el centenario de la Revolución. Para los deterministas, un año que acabe en 10 significa una nueva revolución, un levantamiento social que cambie las instituciones. No caería mal un cambio, eso es un hecho. Pero no un giro de 180°. ¿Es necesario tumbar tanto a las instituciones buenas como a las malas para realmente obtener un cambio valioso? A mi parecer no. Desde mi perspectiva es necesario cambiar a partir de lo que experimentamos actualmente. Cambios culturales, derivan en cambios sociales que paulatinamente afectan a las instituciones. (Matrimonios homosexuales por ejemplo).

AMLO promueve un movimiento casi separatista en contra del gobierno establecido. Chale.

Los partidos ya no saben ni que  hacer. Pierden fuerza, apoyo y credibilidad con cada minuto que pasa sin cambios.

EL gobierno federal, avanza sí, pero se acerca a un borde de ingobernabilidad que puede generar un ambiente poco favorable para la democracia.

¿Qué nos queda? Hacer política desde nuestra trinchera.  Lo he repetido muchas veces pero insisto. Pequeños cambios, hacen grandes revoluciones. Solamente cambien su actitud al ir en la calle y notarán la diferencia. Saludar, ceder el paso, agradecer… sonreír.

Dejar atrás la impuntualidad. No dar cabida a la envidia. No dejar que nos arrebate la ira o los celos. Evitar la mentira, justificado porque el otro también miente. Saber delegar. Saber dialogar. Saber escuchar.

Suenan a propósitos de año nuevo, que generalmente son de flojera (fiaca, weba). En dos meses ya nadie los recuerda ni les importan. Si la gente los cumpliera no habría obesidad en el país, los datos dicen otra cosa. Pero no. Estos deben ser cambios diarios. Cambios constantes.

En bola jalamos mejor. (sin albur) Confío en que somos muchos que si estamos dispuestos a seguir adelante, a fijarnos metas, a hacer cambios.

¿Revolución? Sólo si es del pensamiento. Sólo si es pasar del individualismo a un pensamiento más inclusivo y fraterno. Entre más divididos estemos, mejor nos pueden ver la cara.

Armas, inútiles, esas guerras son inútiles. No dejan nada bueno. Tenemos una historia repleta de ellas, y no han dejado buenos resultados. Los verdaderos estallidos han sido culturales.

¿Por dónde empezar?

Dando a conocer estas ideas. Expandirlas a conocidos. Añadir cambios. Complementarnos. Actuar colectivamente.

“La política es muy importante como para dejarla  en manos de los políticos”

Jama.

16
Dic
09

¿Cuántos mexicanos regresan una cartera con ID olvidada en un baño ? (O de la confianza)

¿Tú confias en ellos?

Somos pocas las personas que tenemos la dicha de encontrarnos espacios para escribir de lo que queramos, pero no sólo de tener el espacio y los medios, sino la preparación y el hábito de hacerlo.  En un país de pocos lectores, somos menos los leídos. Pero los hay, razón suficiente para continuar con la labor. Y después de este despeje inicial doy paso al tema de hoy.

La confianza es motor del desarrollo de cualquier tema, interés o mole. No hay democracia sin confianza, no hay un sistema económico justo sin confianza, no hay curas a enfermedades sin confianza, no hay relaciones sin confianza, no hay psicología sin confianza, no hay literatura sin confianza… ad infinitum. El ser humano necesita confiar para avanzar. Implica un ahorro en tiempo, en dinero, en preocupaciones y en estrés. La mente se enfoca mejor en otras cosas y cada quien hace mejor lo que le corresponde. Va desde lo más sencillo: Un trabajo en equipo, si todos saben que cada miembro hará su parte, cada quien se enfoca en lo suyo y hace un mejor trabajo. En cambio, en la otra cara de la tortilla,  la quemada, se encuentra una situación de desorden, en la cual alguien debe de tomar las riendas, imponerse, las decisiones son más discutidas, normalmente alguien sale haciendo más que los demás, de menor calidad  y con un esfuerzo mayor, injustamente. A gran escala, tenemos el hermoso caso de la democracia mexicana, según la Encuesta Mundial de Valores, no somos una sociedad que confíe en el prójimo. Lo cual se refleja en que no nos gusta delegar el poder, no creemos en instituciones, no somos prácticos por evitar que nos tranzeen, poner barreras estúpidas en la burocracia porque siempre hay alguien que se aprovecha y esto lleva a entorpecer nuestra consolidación democrática (o más bien nuestra adopción democrática diaria).

Yo no dejaría la puerta de mi casa abierta. Estoy seguro que tú, lector, tampoco.  Dudo que cualquier persona de esta monstruosa ciudad lo haría. Todos pondríamos el mismo pero. Lo haría si el de enfrente también lo hiciera. Si tuviera la confianza de que nadie va a entrar a robar. Y todos lo harían si tuvieramos la confianza en que nadie va a entrar. Pero la realidad es otra. El que es confiado en México es visto como ingenuo, poco precavido, y lo más triste, es que posiblemente si se aprovechen de él. Para cambiar, tiene que ser masivo, ordenado e incluyente  a todos los aspectos de la vida.

Para no seguirle dando tantas vueltas.  ¿Qué incentivos tenemos para confiar? Para los más materialistas : el dinero que nos ahorraríamos. Para los marxistas: las lucha de clases se reduciría sino es que desaparecería si existiera confianza en vez de antagonismo. Para los economistas: las asimetrías de información se reducirían y la acción colectiva sería posible. Para los políticos: se dejarían de lado los costos burocráticos excesivos y ganarían apoyo de los gobernados, etc…

Yo confío en la confianza. Y para eso confío en los demás, pero  también trato de ser una persona confiable, con todas las dificultades que ello conlleva y con tropezones, pero así se construyen las cosas. Estas son ideas, en el vivir diario de cada persona esto se complementa y creo que a todos nos corresponde complementar la confianza social.

La respuesta al título es en promedio 0.

Confiémosle al diálogo.

Jama



03
Dic
09

Del azar y el sentido común. (O ¿Qué demonios pasa?)

En el país que nos tocó vivir, en la ciudad, en el lugar y el momento, el azar tuvo mucho que ver.

Nosotros no elegimos, y definitivamente no debemos culpar al destino de habernos puesto tal o cual situación y abnegarnos.  ¿A qué viene esto?, se preguntará el lector.  Y la respuesta a ello aparecerá en cada portada de cualquier diario mexicano del día de hoy.  Un panorama más triste no podría haber: asesinatos dignos de películas exageradas gringas, bombas caseras contra autos policíacos osea sabotaje,  ejército por doquier, política ficción digna de un especial capítulo en cualquier libro de ciencia política cortesía de Juanito, un gobierno que parece ratón loco, se mueve,  da vueltas, y todos sus pasajeros acaban vomitando. Entre muchas cosas más.

Estamos en épocas convulsas, para aquellos aventurados que dicen que vivimos una de las épocas más pacíficas traídas por el desarrollo económico y esas cosas, pues que salgan a la calle, no muy lejos y vean a su alrededor. ¿Es acaso tranquilo y pacífico, que asesinen  a  una persona junto a ti en un café? Vemos en las noticias que cada semana hay un atentado suicida en Israel, Afganistán o Iraq. ¿ Y no es también un atentado contra nuestra vida, salir todos los días a esta gran ciudad? La probabilidad de morir acribillado, atropellado, en un choque, enfermo por la contaminación, con un paro cardíaco por el estrés, etc… es mayor en esta ciudad que el de morir en un atentado terrorista en Iraq. Y aún así no nos preocupamos. Tenemos nuestro pan y circo. Tenemos a nuestra selección en el mundial. Tenemos programas de altísima calidad en la televisión. Tenemos tipas exuberantes en cada esquina. Tenemos tenis Puma en nuestros pies. Tenemos películas y música a diez pesos en la esquina. Tenemos Dolce & Gabbana o Louis Vutton y son costeables por un obrero cualquiera. Tenemos celulares modernos en manos de 60 millones de mexicanos. La pregunta ahora es: ¿Qué no tenemos?

Realmente no tenemos sentido común. Punto.

NO es lógico que vivamos en una sociedad con miedo, que supuestamente fue hecha para vivir sin el mismo.  Se supone que nos organizamos para hacer más, ayudarnos, colaborar y sacar las cosas adelante. Y  No tenemos el valor de decirlo. YO te ayudo. YO lo hago. Pero aún más llamativo no decimos NOSOTROS lo hacemos, NOSOTROS te ayudamos, NOSOTROS fuimos.

NOSOTROS vivimos esta realidad,  ¿importa el por qué?

No. Importa el ¿y ahora qué? ¿Qué vamos a hacer? ¿Qué vamos  a hacer para que no me maten mañana, para que no tenga miedo del vecino, del chofer ni de nadie?¿Qué voy a hacer para que mañana no sea yo, el estudiante secuestrado, el empresario asesinado, el obrero asaltado, el chofer engañado, la mujer violada, el niño explotado? Somos todos los que sufrimos este país… y somos todos a los que nos corresponde cambiarlo.

Colaborémosle y comentemos.

Jama.

04
Nov
09

Perdidos y encontrados en la montaña… (O de las comadres bien ubicadas)

The fog¡Una más para el sensacionalismo mediático y para el amiguismo mexicano!

El Sábado 31 de Octubre, niguno de los miembros de un grupo de montañismo escolar sabían que pasarían a ser, no sólo un ejemplo de amarillismo mediático, sino un ejemplo de amiguismo político mexicana.

No daré nombres por respeto.

Este grupo de chavales, pubertos y adolescentes, guiados por su profesor emprender un viaje como los regulares que suelen hacer a la zona conocida como Los Dinamos en la Magdalena Contreras de esta ciudad de cutis de tezontle.  Salen tempranito en camión y arriban al lugar y emprenden la caminata. Todo normal. Perooooo… eso se convertiría en:

Noticia extraida de Hechos, Milenio, Universal:

Diecinueve jóvenes y un maestro se extraviaron este sábado en la zona del cuarto Dinamo en la delegación Magdalena Contreras. Los cuerpos de emergencia y familiares vivieron horas de angustia cuando el frío y la intensa neblina dificultaron la búsqueda. Pero la alegría llegó la madrugada del domingo cuando los ubicaron sanos y salvos. (FIA, 2009)

http://www.hechos.tv/seguridad-y-justicia/se-extravian-jovenes-y-maestro-en-los-dinamos/v/13566

http://www.eluniversaltv.com.mx/detalle15876.html

Los otros medios dicen prácticamente lo mismo.

Pero recopilando información, tanto de Facebook de los participantes como de una entrevista con uno de ellos (ente conocido en el medio como Rula), uno llega a tener un aproximamiento a la verdad.

1) Los chavales y el profesor sabían que habría nebilina y que por lo tanto no sería una expedición fácil.

2) Cuando emprenden el regreso, la neblina se cerró y en palabras del entrevistado: “Preferimos no seguir bajando, así que nos detuvimos y mejor llamámos para que nos buscaran”.(OK esto estaba bien planeadito así que hoooras de angustia no sufrieron, además de que los status de los llamados montañistas reflejaban alegría “El mejor … de la historia,no, del siglo”

3) Ok, aquí ya se ve el amarillismo, sin incluir que no se si a manera de chiste… la noticia incluye que les dieron dulces y chocolates (¿pues no que muy seria la noticia?), se que es por las calorias y que como presentaban sintomas de hipotermia y shalala… pero en serio eso es más por jalogüinesco que por noticioso.

4) Pero lo más serio… el amiguismo: al lugar asistieron la SSP, la policia montada, ERUM, Cruz Roja y varios elementos de estos.  “La salida escolar de 19 alumnos del Instituto de La Asunción y su profesor, terminó por movilizar a los cuerpos de emergencia delegacionales, militares, la Cruz Roja Mexicana y distintos agrupamientos de la SSP-DF….

De acuerdo con la información de la delegación Magdalena Contreras, más de 400 personas de distintos niveles de gobierno y cuerpos de emergencia participaron en la búsqueda.

Mientras policías, granaderos y militares recorrían la zona para encontrar a los jóvenes, los padres de familia se reunieron en las instalaciones del colegio” (El Periódico de Quintana Roo, 2009) http://www.elperiodico.com.mx/22303/encuentran-a-jovenes-perdidos-en-los-dinamos/

Ok, la movilización fue masiva, de muchos niveles, bueno para que altos mandos de la SSP estuvieran presentes en la búsqueda, militares, y supuestamente hasta el jefe de gobierno del DF  estuviera enterado, eso puede significar que hay algo más atrás de lo que vemos.

Así es el amiguismo en el país. Si hubieran sido cualquier otro  grupo personas lo más seguro es que el operativo no hubiera sido tan alarmante y es más la noticia no sería tan difundida. Pero entonces ¿Qué hizo la diferencia?

Bueno, es sencillo, digamos que hay un nexo entre esa escuela, y algunos de los alumnos, ex-alumnos y demás, con una persona muy bien ubicada en la jerarquía de poder mexicana.  Lo que significó que el operativo no fuera una mera llamada de emergencia, pues hubo el filtro del “conecte”, osease el compadre o comadre. Y así es como se armó un operativo excesivamente grande. Para algunos de los participantes incluso inútil, pues al final relatan que no fueron encontrados, sino que ellos se decidieron mover y prácticamente ellos encontraron a los rescatistas.

No quiero dar a entender que esté mal una movilización para buscar a jóvenes pérdidos, lo que es de llamarse la atención es cómo una llamada a algún contacto bien ubicado puede representar la eficiencia de los servicios públicos y evitar tragedias, como es necesario el catalizador de la “comadre” para que generen una movilización de tal magnitud y con tales figuras involucradas. ¿Es qué acaso sólo unos tienen derecho al servicio de lujo de servicios publicos? , ¿Cualquier otro grupo hubiera tenido tal relevancia?

Este es un ejemplo realmente noble del caso de los amiguismos, pero recordemos que son estos mismos, lo que sacan a delicuentes de la cárcel, los que aceleran procesos legales, los que saltan permisos, los que otorgan concesiones, los que crean injusticias, los que protegen a violadores, los que protegen a delicuentes de todos tipos, entre muchos de los problemas de gobernabilidad. Si todos los burócratas y políticos fueran éticos sólo veríamos casos nobles de amiguismos… pero en la realidad, no hay muchos casos nobles de amiguismos.

Razonémosle y no nos quedemos callados.

Jama

27
Oct
09

¡Me tienes!

¡Me tienes!

Mi mente:

Me miente,

¿Me tiene?

¿Me teme?

Tenme:

En mi ente,

Mienteme:

Me tiente.

Tenme en mente:

En mi tenme,

Tenme en mí.

¡Me tienes!

Jama




Lo que hay en el Pachuco

agosto 2017
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 4 seguidores

Blog Stats

  • 159,842 hits