01
Sep
10

Doña Perfecta al cine


Un poco cultural esta vez, pero con un tema que no esta fuera de lugar, les traigo esta reseña.

Estrenada en 1950 bajo la dirección de Alejandro Galindo, la adaptación fílmica del libro Doña Perfecta de Benito Pérez Galdós resulta una agradable y le tienen lugar a lo largo del filme (la mención de Porfirio Díaz, la aparición del ejército, por ejemplo), dicha relación viene ya desde el original de Galdós, el cual a través de dos personajes tan emblemáticos como opuestos, le da nombres a dos posturas que entraban en un conflicto cada vez más violento, a saber, Pepe Rey y Doña Perfecta.

Pepe Rey como aquel joven liberal e hijo de la ciencia y una doctrina positivista que buscaba respuestas, y las más de las veces las encontraba. Como buena juventud existe un dejo de antipatía por las generaciones mayores, más cuanto éstas encarnan justamente la postura antagónica y que en esta ocasión recibe el nombre de Perfecta, Doña Perfecta.

El personaje resulta una suculenta ironía, que hace sátira de aquella clase descrita como rancia, falsa y dogmática, debido a la cual el progreso se estancaba. Doña Perfecta es altiva, femenina, clerical, “buena cristiana”, lo cual no resulta más que una apariencia a través de la cual alcanza sus objetivos. Bien pudiera ser Perfecta una representación bastante de fiel de la Iglesia misma. Los mismos métodos, el mismo chantaje, la misma aparente debilidad, los mismos fines, todo esto visto desde luego a través de un discurso liberal, que es como seguramente tanto Galdós como Galindo quisieran que lo apreciáramos

A grandes rasgos podemos decir que la  obra es la misma (Galdón- Galindo), entendiéndose por ello el logro de un director mexicano por adaptar de manera exitosa, fiel pero significativa una obra que se ha convertido en clásica.

No obstante, hay un gran cambio de significado en cuanto al gran final. Con Galdós, la muerte de Pepe Rey que simboliza la muerte del progreso ante el tradicionalismo católico, causa la locura de Rosario, su prima y amada, quien, joven desorientada, sin duda alguna la juventud encarnada, y ahí acaba.

Con Galindo la cosa es diferente, fiel a su liberalismo, en efecto mata a Pepe Rey, el discurso es “la iglesia es mala” pero ante tal situación Rosario no enloquece, ni palidece, por el contrario se rebela contra esa madre que la mantenía reprimida y engañada, abre los ojos y empieza a valerse por sí misma. Ésta es la apuesta de Galindo.

Anuncios

0 Responses to “Doña Perfecta al cine”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Lo que hay en el Pachuco

septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 4 seguidores

Blog Stats

  • 159,842 hits

A %d blogueros les gusta esto: