14
Ene
10

El mundo que pasa.


En esta ciudad ocurren tantas cosas.

En este país ocurren tantas cosas.

En este mudo ocurren tantas cosas.

Tantos acontecimientos que parecen lanzarse sin pensarlo dos veces del trampolín del tiempo, que nos invaden, que nos llenan y que a veces, nos sofocan.

En un lapso tan breve como lo es una semana, en comparación con la inmensidad temporal del universo, nos encontramos con un comentarista que no sabe hablar, con alzas y mas alzas a los alimentos y a lo demás, con un periodista, otro de muchos, asesinado, y de la mano con la nueva de que de nuevo contamos con la ciudad más peligrosa del mundo.

Cosas importantes que ocurren a cada instante, cosas que no podemos dejar pasar, y que sin embargo, en un mes dfícilmente se recordarán. Es y ha sido el problema del hombre desde su existencia: ¿cómo hacer trascendental lo efímero? Porque además de todo no se trata de un simple disparo al aire, de un copo de nieve que cae, sino de una verdadera nevada, y una balacera que, por ser multitud, contribuye al trato superficial.

Ahí está el detalle, en esa situación de captar lo fugaz, es donde entra el periodista, que de la mejor forma posible intenta rescatar cierta información para que pueda ser apreciada y a su vez asimilada por los demás, por la sociedad. Por esto mismo el periodista no puede permitirse flaquear, debe permanecer siempre al pie del cañón, y alerta cual sabueso para buscar y atrapar la nota, los hechos relevantes; añadida a estos requisitos, está la responsabilidad social que cae en los hombros de dicho actor.

Un periodista va más allá de lo técnico, de saber tomar fotos o redactar, un periodista sobre todo debe entenderse como una herramienta para llegar a un bienestar social, más que una mejoría,una balanza. La información es uno de los contrapesos más importantes que tiene el poder estatal, y por esto mismo debe estar del lado del pueblo, de preferencia de los de abajo.  El periodista como individuo debe procurar forma auditorios, lectores o televidentes críticos, que sean capaces de discernir entre la información que reciben a través del análisis (forzosamente activo) y reflexión de la misma.

El periodista, podría decirse, es un enemigo natural del personaje o grupo que mantenga el poder en una sociedad. Puesto que “se mete en donde nadie lo llama” los grandes políticos o empresarios corren el riesgo de perder su reputación, su status social. Hay cosas que la gente no debe de saber (o eso piensan) y por eso mismo se da la agresión hacia quienes procuran manifestar su libertad de expresión…

Sin embargo, hoy en día, en nuestro país, el ta lindo y adorado México, imagino difícil una situación más descarada que la que vivimos, y me refiero a lo siguiente:

  • Aquí a los políticos y empresarios les ha empezado a valer un cacahuate la opinión pública, esto debido a que realmente no sirve para nada, al menos en este país. Resulta bastante conocido para los mexicanos en general que el sistema político está lleno de mano negra y corrupción , que hay relaciones turbias entre los que se supone dirigen al país, y los que se dedican a desestabilizarlo, a pesar de esto no pasa nada, tomemos un ejemplo; ¿recuerdan cuando De la Madrid dijo que Salinas se robó la patida secreta“? Bien pues ¿qué ocurrió? Nada. Otro ejemplo un tanto más controversial: el fraude electoral del 2006, dejemos atrás las afiliaciones partidistas, estoy seguro que millones de mexicanos pensamos que aquello en efecto fue un fraude, y ¿qué pasó? ¡Nada!
  • Hoy por hoy realmente tenemos al frente del país a unos  sinvergüenzas (literalmente), y por lo mismo no logro entender por qué, si son tan libres de hacer lo que quieran y no pasa nada, siguen atentando contra periodistas. ¿Qué más puede saber la gente que no sepa ya? Este país está hecho un basurero. Y aún si algún reportero logrará publicar una nota en un periódico local, los grandes medios se encargarían de disolver el argumento. ¡No hay porque seguir cazando periodistas! Esto no puede seguir así. Se supone que desde hace mucho se empezó a aplicar el soft power, la persuasión en lugar de la violencia, ha resultado ser más efectiva.

México es de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, y además de que no es posible, no es necesario.

Pensemos todos un poco y escuchemos nuestra cabeza a ver que nos dice el silbidito.

Antes de cerrar, quisiera manifestar las condolencias y solidaridad de El Pachuco de México para con el pueblo haitiano por la terrible tragedia ocurrida el día martes 12 de enero.

Es algo que pesa muy hondo, el sufrimiento de un pueblo entero. No hay consuelo para tal.

Del mundo que pasa

Omar M.

Anuncios

13 Responses to “El mundo que pasa.”


  1. 1 Chipa
    15/01/2010 en 1:01 AM

    Como dice Mark Twain “La libertad de expresión es privilegio de los muertos” …
    El tiempo no pasa en vano y ya no basta con informar o estar informado… no basta.

    Que injusto, que desolador, que inmensa tristeza… es el país más pobre de América‎…
    Me uno a las condolencias.

    (y no fue el martes? checalo)

    “Sólo quedaba el vasto silencio de la tierra arrasada”
    El amor en los tiempos del cólera

    • 2 omarcalamaro
      15/01/2010 en 1:12 AM

      ¡Corregido! Muchas gracias.

      Sin embargo como pensamos dar paso a construir si no tenemos la materia prima.
      Por algo hay que empezar. Roma no se construyó en un día. Sabemos que la información no basta. Pero también sabemos que es necesaria.

      Errata rectificada.

      • 3 Cipa
        15/01/2010 en 2:11 AM

        Yo nunca dije que no era necesaria… solo digo que hay que también ir construyendo un objetivo.

      • 4 Cipa
        15/01/2010 en 2:18 AM

        Ese es mi deseo para este espacio, que se den alternativas, soluciones, que no solo se limiten a informar.

        chau!
        =D

    • 5 omarcalamaro
      15/01/2010 en 11:28 AM

      Es una muy buena idea.

      Pero ocurre que no me parece que lo correcto sea que este espacio dicte formas de actuar ante determinadas situaciones, porque creo que no es el fin. Más bien lo que se espera de éste lugar es que sirva como espacio de análisis y discusión, pero no sólo de quienes escriben, sino sobre todo de los lectores.

      Así pues las alternativas y soluciones se deben de proponer, pero en base a una síntesis de los diferentes argumentos que cada quien exponga. Por esto mismo, me parece que no es conveniente que demandes de entrada soluciones al blog, o más bien a sus autores. Como menciono en la publicación presente: el periodista debe de procurar crear un público crítico, un público que analice y reflexione.

      Entonces te extiendo la invitación para que seas partícipe del debate que es El Pachuco de México, porque de ahí, y no por arte de magia, es que saldrán propuestas y soluciones. Antes no.

      Sólo la participación de “el Otro” nos llevará hacia adelante.

      Feliz viernes.

      Nos vemos por acá

      • 6 Cipa
        15/01/2010 en 11:36 PM

        Tienes razón.

        Después medite un poco sobre ello, y claro! es cierto, la función del periodista es informar, no solucionar, lo que pasa es que al final el periodista también es un ciudadano, y quizá es a lo que yo me refiero a que como ciudadanos ustedes también participen, porque claro! como lectores nosotros somos los que al final decidiremos y daremos soluciones, también me refería a que este espacio con participación de todos nos lleve a las soluciones, que sea la herramienta, pero que el límite no sea informar.

        Yo empezaré por tener paciencia.

        P.D. La UNAM va a recolectar víveres la próxima semana!

        Gracias! Chau!

        😛

    • 7 omarcalamaro
      16/01/2010 en 2:15 AM

      No esperes. Mejor propón.

      Piensa que si tú no lo haces, nadie lo hará.

      • 8 Cipa
        16/01/2010 en 2:42 PM

        jajaja! No me refiero a eso! jajaja…

        Lo digo porque las cosas no van a cambiar de la noche a la mañana! Aun que yo quiera, tú mismo lo has dicho, las cosas a su tiempo y ando en una epoca (mia) muy radical, jajaja, por ello la paciencia.

  2. 9 Claudia
    15/01/2010 en 2:22 AM

    Mis mas grandes condolencias a Haití…si alguien gusta donar víveres yo m ofrezco a llevarlos a la cruz roja, esperando a que el alimento pueda ser recibido ya…
    Es una gran tristeza aplastar a todo aquel que goza de un talento como lo es escribir con el fin de informar…

  3. 10 rod soto
    15/01/2010 en 2:55 AM

    es una pena lo de haiti, ojala reciban toda la ayuda posible…

    Sobre el tema, creo que tienes razón un periodista deberia ser intocable pues su labor (teoricamente) no toma partido.

    Lo que si estoy en desacuerdo es cuando mecionas lo del gobierno federal. Creo que estas extrapolando el tema de una forma desvergonzada, como dices. Es decir, quieres vender peras por manzanas. Pero igual…ambas son frutas no?

    • 11 omarcalamaro
      15/01/2010 en 11:20 AM

      Pasa que yo me pongo a pensar en alguna noticia que pudiera causar un impacto real en la sociedad para con, por ejemplo, Felipe Calderón. Y por más que hago supuestos, no la hallo. El poder en México está muy bien consolidado. Y una mera noticia no causa gran impacto.

      Lo qe se debe de hacer en efecto, como propone Cipa, es articular la información para que se estructure mediante ella una alternativa de acción.

      Creo que a eso se refería tu comentario, sino pues házmelo saber.

      Un saludo.

  4. 12 luismgf
    15/01/2010 en 2:22 PM

    El periodista no es imparcial ni objetivo. Eso es algo que todos debemos de tener bien claro cuando abramos un periódico (cualquiera que sea) o escuchamos un noticiero. Y es que si bien puede que no haya muestras de apoyo directo hacia una causa, siempre hay una discriminación al momento de elegir el tema sobre el que se va a escribir o sobre el que se va hablar. Es decir, siempre se elige un tema por encima de otros ya sea por elección del propio periodista o del grupo al que pertenece. De ahí que no este de acuerdo con tu visión de que el periodista debe de estar forzozamente aliado con los grupos sociales mas desfavorecidos. Creo que eso depende más del criterio, de las preferencias y de los incentivos que tenga el periodista para elegir su línea de trabajo.

    Ahora, respecto a lo de la audiencia crítica, creo que esa no es labor del periodista. Esa es labor del aparato educacitvo (en donde incluyo a la institución mas importante, la familia) pues en este aparato se debe de buscar dotar a los estudiantes de herramientas de analisis y sobretodo hacerlos concientes de la situación que describí en el parrafo anterior respecto a la subjetividad del periodista. EL lector debe de estar consciente que si lee La Jornada estará leyendo un periodico con una tendencia de cierta izquierda, que si lee Reforma, estará leyendo a una de las derechas dle país, que si lee El Economista estará leyendo un periodico económico liberal. Pero de ninguna forma es deber de los periodistas de cada uno de estos periódicos hacer que su lector se de cuenta de la línea que está dando. En ese mismo sentido está la inacción social, no es culpa del periodista que no haga eco su labor, es una cuestión que le trasciende de sobremanera.

    Por último creo que estás confundido respecto a quien se le deben las muertes de los periodistas. En su gran mayoría estas se deben a la acción del narcotráfico, pues se ha tratado de periodistas que investigaban este tema y que ya llevaban varias amenazas en su contra por parte de los grupos criminales. Lo que es cuestionable en contra del gobierno es su incapacidad de brindar seguridad a los ciudadanos en ciertas zonas del país (no sólo a los periodistas). No le veó sentido a la insinuación de que estamos de nuevo en una caza de periodistas por parte de oligarcas y plutócratas. Si los empresarios quieren defenderse de los ataques de algunos periodistas cuentan con la capacidad de movilizar a algunos medios en su favor, si el gobierno quiere defenderse ahí tenemos a Gómez Mont y a Calderón que nos piden ya no ser pesimistas (cuando lo que somos es realistas).

    • 13 omarcalamaro
      15/01/2010 en 9:52 PM

      Bueno, pues vayamos por puntos.

      Es evidente el periodista no es parcial ni objetivo, como todo (absolutamnte todo) lo hecho por el hombre está impregnado de juicios de valor que interfieren, ya sea voluntaria o involuntariamente, tanto en la noticia que da, como en la forma con que la transmite.

      Y cito textual “de preferencia de los de abajo”. Jamás establecí la obligación de los periodistas de aceptar la ideología de izquierda, o la de apoyar a los desfavorecidos. Simplemente a mi(porque como bien dices los periodistas son parciales y subjetivos) me parece que sería lo más adecuado.

      Según Carlos Marín (periodista consumado, egresado de la reconocida escuela de periodismo Carlos Septién) en su “Manual de periodismo” uno de los principales pilares del periodista debe ser la integridad. Por lo cual el periodista siempre debe actuar de la manera que él crea correcta, independientemente de cuál sea ésta. Pero en el momento en que decide preferir beneficios económicos sobre su integridad moral, en ese momento se corrompe y este suceso es reprochable, puesto que se busca un ideal en la esencia del individuo. No sólo de pan vive el hombre.

      En cuanto a las posturas de los diferentes periódicos que circulan y e pensamiento crítico de los receptores de la información, me parece que es cierto: los elementos necesarios para que el individuo pueda formarse una actitud crítica se tenen que adquirir en los niveles educativos y en el nicho familiar. Sin embargo esto ocurre difícilmente, o sólo se desarrolla en unos cuantos. Y por esto un periodista, un ente informativo, no debe aprovecharse de esta desventaja. No debe manipular. Se trata de “jugar limpio”.

      Por ota parte, el decir que “el periodista debe procurar formar” individuos críticos, lo sostengo con las siguientes ideas: primero, como he manifestado antes, el periodista va más allá de informar por informar, pues tiene una responsabilidad social, y por esto mismo, el buscar un mayor bienestar para la población es un objetivo común; segundo: una persona que no lee periódicos, ni ve noticieros, o programas de radio, difícilmente tendrá una postura crítica ante la información que reciba.; y tercero, es algo que conviene al medio mismo, pues contar con una audiencia (o lectores o televidentes) brindará la oprtunidad de recibir una retroalimentación más nutrida.

      A pesar de todo esto, como bien dices, el que debe de procurarse un pensamiento crítico es el individuo receptor.

      En cuanto al último aspecto, reconozco mi error en radicalizar la siuación, no obstante, no podems ser ingenuos y pensar que las redes del narcotráfico funcionan independientes de algún sector del poder legal. De ahí la relación que hago. Dices que no tiene sentido decir que hay “caza de periodistas”, y bueno,tal vez no sea directamente del Estado, pero no es fortuito el hecho de que México sea considerado entre los países más peligrosos para ejercer el periodismo.

      No lo digo yo:

      Ha mitad del año pasado ponían a México al lado de Somalia, como lo países más peligrosos para los periodistas. Sí así es: Somalia. Aquel país que todos califican como un estado terrorista o fallido.
      http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Somalia/Mexico/paises/peligrosos/periodistas/elpepusoc/20090803elpepusoc_7/Tes

      http://listas.20minutos.es/?do=show&id=180138

      Ya sabemos como son las cosas, pero no es malo buscar un ideal, un deber ser. Y ese es el periodista del cual precisamente hablo.

      Un saludo.

      Nos andamos leyendo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Lo que hay en el Pachuco

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 4 seguidores

Blog Stats

  • 159,436 hits

A %d blogueros les gusta esto: