16
Ene
09

De la pena de muerte…


Probablemente ustedes hayan escuchado o visto alguno de los spots del Partido Verde Ecologista de México, cuyo eslogan es “Porque nos interesa tu vida, pena de muerte a asesinos y a secuestradores”. Hayase visto campaña más absurda. En mi opinión una mera estrategia neopopulista desesperada para llamar la atención. Es una tontería querer defender la vida con la muerte. Y aparte de todo, debido al rechazo que se hizo de la propuesta , por parte del senado, se quejan de que por este hecho el sistema político mexicano es muy malo. Muy mala actuación por parte de un “partido” que no sirve de nada.

Pero fuera de que haya sido una propuesta fuera de lugar y con fines propagandísticos, la pena capital es un tema delicado que hay que tratar.

En mi opinión, nadie tiene derecho a decidir sobre la vida o muerte de alguien más, y aún cuando el infractor en curso haya terminado con la vida de una o más personas, no hay pretexto para qe la sociedad ocupe el mismo método. Por muchas razones:

  1. El matar a sólo un asesino o secuestrador no soluciona nada, puesto que vendrán otros que lo sustituirán, es decir, no acaba el problema de verdad.
  2. Muestra la ineficacia del sistema penitenciario mexicano, puesto que por la corrupción que existe en todos lados, no resulta un método de rehabilitación e reintegración a la sociedad, sino que causa una degradación mayor en el individuo.
  3. Por lo señalado en el punto 2, muchos inocentes pagarían por crímenes que no cometieron. México no tiene la suficiente madurez ni limpieza, como para llevar a cabo (aún a pesar de todo) la pena de muerte.
  4. Es una violación constitucional y a los derechos humanos.
  5. La vida sufre una degradación y se devalúa en la perspectiva social.
  6. Etc.

Desde el punto de vista hobbesiano, la pena de muerte, es un recurso más que válido, necesario, puesto que  da al gobierno el mecanismo para controlar a sus habitantes. El discurso hobbesiano es el que dice que vale más la política de las armas, que las armas de la política. Pero en vista de el autor de este post la violencia sólo causará más violencia

Por muchísimas razones, me parece que la realización de esta medida no sólo no es la solución, sino que resultará perjudicial por las razones mencionadas antes. El problema de la inseguridad no hay que atacarlo con armas, sino con estrategias sociales eficaces, dedicadas a combatir el desempleo, la falta de productos y servicios básicos, entre otros. Pero lo más efectivo sería atacarlo desde su raíz, en la educación (escolar y familiar) crear en los individuos bases sólidad para que éstos no se corrompan. Eso sí es combatir el crimen.

O ustedes ¿qué opinan?

Un saludo.

Omar

Anuncios

7 Responses to “De la pena de muerte…”


  1. 18/01/2009 en 10:04 PM

    Me parece muy fuerte tu critica hacia los verdes, aunq coincido cointigo en q son un partido q propone esas ideas para llamar la atencion y tambien en que es un partido que no sirve pa’ nada (me rei mucho cuando lei aquello) pero tenemos que aceptar q el metodo d la pena d muerte ha resultado efectivo en los paises que se aplica, no al 100% claro, pero de que resulta, resulta. Entonces al estar en desacuerdo con la implantacon de este metodo en nuestro país es por lo que mecionas de que México no esta preparado para algo así, me gustaria que alguna vez lo estuvieramos, aunque la idea de martar a otros como castigo no termina de gustarme, demostraria una mejora en la madurez del pais (que ilogico suena no?)
    Pero eso si, me declaro firme partidario del discurso kantiano, eso de la “real politique” nunca me ha dado buena espina

  2. 2 luismgf
    18/01/2009 en 10:37 PM

    Pues bien, yo quiero opinar de este asunto.
    Primero que nada quiero decir que estoy de acuerdo contigo en que la pena de muerte no puede ni debe aplicarse en México; pero difiero un poco en los motivos.
    Yo creo que el motivo mas importante para no aplicar la pena en muerte es por el deplorable estado de nuestro sistema judicial. Realmente me da miedo pensar lo que harían con semejante poder en sus manos, personas que dejan libres a probados secuestradores y dejan en la cárcel a gente inocente. Creo que antes de iniciar un recrudecimiento en las penas es necesario reformar de fondo el sistema judicial (es mas diría incluso refundar.)
    Ahora quizás donde estoy en desacuerdo contigo es en el hecho de que en mi opinión el que la propuesta ni siquiera haya sido discutida a fondo por los senadores si nos habla de los mal que esta el sistema político mexicano. Porque independientemente de que se este deacuerdo o no con la pena de muerte es un hecho de que mucha gente en el país si la considera una opción. Por ello es que debía de ser discutida en el Senado ya que es la institución encargada de representarnos y si hay una mayoría que busca que se implante esta pena, esta debe de ser discutida y analizada a fondo (al igual que la ley de interrupción del embarazo y la reforma de pemex) pues hay grupos grandes que tienen una opinion al respecto. Porque como tu dices México sufre de un déficit democrático y el hecho de que este tipo de propuestas sean ignoradas por el poder legislativo es una muestra de ello.

  3. 3 Atenas
    03/02/2009 en 4:43 PM

    Vale pues, estoy completamente de acuerdo con lo escrito, a decir verdad el aprovar esto solo causaria una degradacion muy grande al valor de la vida, tambien seria acostumbrar a la sociedad a que el medio mas rapido para terminar con estos problemas sera matanto y al final esta ley se les ira de las manos hasta llegar a un punto en que la propia sociedad se sienta en derecho a quitarle la vida a alguien.

    Tienes toda la razon al decir que Mexico no tiene la madurez suficiente para tener propuestas como esta y una prueba feaciente de ello, es la existencia de un partido politico que esta usando ña tentativa de quitar vida (sea de quien sea) para impulsar su campaña.

  4. 4 Carpeto
    27/06/2009 en 9:09 PM

    Ah, antes de iniciar discusión es necesario saber en qué casos se aplicaría
    por tanto recomiendo la lectura de este libro de Editorial Porrúa tutulado “La Pena de Muerte” de Eduardo López Bentacourt y Raúl Fernando López y Cruz.
    A su vez ¿por que violaría los derechos humanos? si se atrevierona quitar la vida no merecen propiamente este privilegio. Además los secuestradores no se conforman con una o dos víctimas; sino que muchas veces acaban hasta con una decena (para los secuestradores) o una centena (para los narcos) de personas. Peor es el caso de los narcos que le arruinan la vida a jóvenes exitosos y llenos de vida. La culpa tal vez fue de los que la tomaban; pero si no hubiera de dónde ¿que fumarían? Nada, nada; sólo que se quieran fumar el césped de su casa (en estupidez la humanidad se pasa la barda).

    Lamentablemente según la geopolítica y las relaciones de poder querido Omar; el pueblo exige antes que todo comida y seguridad. A dónde la veas tanto Manislow, Maquiavelo, Hobbes, Orwell y hasta los diversos fundadores de las religiones manifiestan que no se puede antela voluntad de un pueblo hambriento e inseguro. Si la pena de muerte les da una seguridad (no muy bien ganada pero en fin sirve) lucharán por obtenerla. Por último quien entiende porque decir que una persona no puede decir sobre la vida d ela otra si eso sucede cuando los narcos privan de la vida a alguien o cuando una mujer aborta. Esto demuestra que de poder se puede pero nos e debe; pero la sociedad es terca y sólo a la Ley de Talión tal vez halle su progreso.

    Ahora mi opinión es que la pena de muerte sea para: traidores a la patria; narcotraficantes y secuestradores que hallan asesinado a sus víctimas. La corrupción es generalizada; pero no dudo que al ponerlo todo ante la Suprema Corte se logre evitar gran parte de la corrupción y burocratismo que reina en México. Por último

    • 5 omarcalamaro
      28/06/2009 en 11:28 AM

      Vaya muchacho, encuentro muchas divergencias de tus opiniones co las mías.

      Pero creo que todo lo puedo resumir en un aspecto en esencial. Y es que pasa que yo considero que no podemos aplicar una situación de “ojo por ojo y diente por diente” porque no es así, porque no es la solución, porque el que alguien se equivoque no te da una justificación para tu propio error.
      Y pienso que alguien que está en contra del aborto no puede estar a favor de la pena de muerte, bien lo dice la iglesia católica, así como su mesías :”Hay que poner la otra mejilla”. Debe de haber congruencia entre lo que se profesa y lo que se hace.
      Por otra parte aqui va un razonamiento que tengo a ver que opinas: La pena de muerte no sería necesaria si el sistema penitenciario mexicano fuera efectivo, pero no son efectivos así que hay que recurrir a la pena máxima, sin embargo si estos mecanismos no funcionan, que son los mismo que se encargan de decidir en quién recaerá esta pena, entonces nos encontramos frente a una “solución” inservible. Y tu mencionas a la Suprema Corte, y depositas tu voto de confianza en ella, pero se ha observado a través del tiempo que este órgano no responde verdaderamente a las necesidades de seguridad del pueblo, sino más bien actúa como mecanismo defensor del poder y los intereses de cierto grupo poderoso (es decir, en el poder).
      Y es que la pena de muerte en todo caso de que fuera aplicable no solucionaría nada, porque el origen del problema no son 10 o 50 personas a las que se tenga que poner fin para que todo este bien. Hay que enteder que el problema surge desde las bases de la sociedad, de la falta de educación y de empleos de calidad. Y hasta que el problema de raíz no se solucione la pena de muerte implicaria un matadero verdadero de personas, que pese a todo, lo siguen siendo.
      Porque mi estimado Oscar, estos individuos son producto de la sociedad en que crecieron. Y el acto más fácil, más descarado, más irresponsable y menos efectivo que se puede hacer, es matar.

      • 6 Carpeto
        29/06/2009 en 6:59 PM

        Una sociedad irresponsable que sin embargo nos justifica sus acciones; de igual manera el matar a una persona ¿No justifica que se le mate? el problema aquí es de bastante tinte ético. ¿Por qué permitir que un crimen que cobro la vida a alguien, no se cobre de la misma manera? Me pregunto yo; el mal no es por causa de la ignorancia, sino de la libertad que tú como indviduo ejerces. Hay gente que se cria en el peor de los ambientes y aún así sale adelante. Un punto en contra del asesino. Dos, no por no tener oportunidades va a matar a alguien para ganarse el pan de cada día pero a esto argumentarías ¿y los soldados y polícias qué? depende del caso pero en caso de guerra, cuando la nación se halla en peligro es necesario responder con una pronta violencia. La democracia como la misericordia no son para los desiguales (salvajes) sino para los iguales. La realpolitik toma dimensión aquí. De hecho hasta Hobbes menciona que si no fuera por el natural comportamiento de hombre en contra de las leyes naturales no habría necesidad del Estado mismo. El mismo carácter de la gente que privilegia este estado de cosas (corrupto) puede ser un factor para el delito pero no obliga a que esto suceda. Otro punto en contra. Al fin, afirmas que debo respetar mis creencias y ser coherentes; pero yo considero que llega un momento en dónde ya poner la mejilla no deja nada. Ante la injusticia, dirías tú hay que poner el ejemplo y practicar la justicia, eso esta claro para mí. Pero siante un ambiente adverso que amenaza tu subsistencia y seguridad. ¿Qué hacer? Podríamos ser mártires pero muchas personas no afrontan esta realidad y ante la marea de maldad se convierten en parte del otro bando. ¿Qué hacer? ¿En quién confiar? El tema de la pena de muerte en una sociedad que parece no haber salido del siglo XVI nos indica que tal vez la ley del ojo por ojo diente por diente, no estaría mal. Al parecer nuestra sociedad no ha evolucionado de la etapa del catigo, premio. La ética religiosa lucha por sacarnos de esa fase; pero ante gente terca, muchas veces hay que seguir el camino y aplicar penas efectivas. Si el sistema penitenciario funcionará, eso de todos modos no quitaría en nada la necesidad de la pena de muerte, en Estados Unidos el sistema está mucho mejor que el nuestro y se sigue aplicando de todos modos.

        Dices que hay que “poner la otra mejilla” lo sé,igual un mandamiento dice No matarás. Pero yo pregunto ¡a quién va la carga de este acción? Nosotros la respetamos; pero por qué no se exige el cumplimiento de la misma a los del otro bando, a la calse de los malvados. Ante esto siempre se pelea en esa lucha prurificadora de clases, que no es la que menciona Marx, sino la que se realiza entre buenos y malos. Habrá muertos en ambos bandos, pero triunfará el bien, pero por que no condenaron a los que realizaron de los juicios de Nuremberg por matar a a los jeques del gobierno nazi.¿por qué? Sus acciones (y las vidas que quitaron) pesaron más que las propias. Esta no es cuestión de religión o humanismo; sino del sentido común que indica que ante mal antepongas bien; pero no se duda que en esta lucha no sea necesario. Tú dices que no hay que matar; pero que diferencia puede haber entre un narco que ha matado una centena de personas mediante bandas aguerridas y las muchas otras miles que se generarán por el consumo de drogas y Himmler que con sus acciones mató a millones de desafortunados en la Segunda Guerra Mundial. El peso de la vida se difumina cuando esta de facto la pérdida de muchas otras vidas más.

        Ninguna de las razones que mencionas para erradicar el problema de la delincuencia ayudarían gran cosa en una sociedad dada a querer más y más sin hacer nada.”La ambición del hombre no tiene límites” De hecho nuesra población es necesario que la arren, la sociedad es ya así; pero aunque esto sea verdad para la gran mayoría de los mexicanos (no me sucedía a veces que necesita estar casi casi a lado tuyo para hacer los trabajos de Darío; al igual que con Pataz, al final los hacían el mero día pero ya que.) hay que gente que logra sustraerse de esa mezquindad que reina en el país . Además gente en medio de las peores situaciones (sin educación, sin empleo) salió adelante sin disparar una bala ni recurrir al pillaje ni a nada de eso, descubrieron su estrella, su sendero a seguir. Ejemplos excepcionales pero que nos demuestran que la semilla del mal no es el dinero (hay gente que hace fraudes por millones de dólares, o manda matar a sus enemigos) sino el corazón del hombre.

        A veces hay que purificar a la sociedad de sus malos elementos; pero ante un virus que ataca nuestro país es necesario aplicar el método más efectivo para ello: aplicar castigos ejemplares (pena de muerte y cadenas perpetuas) y a su vez profundizar la cohesión familiar. La educación viene por añadidura. La familia es la forjadora de los valores; muchos padres culpan a las escuelas de los que ellos no hace. Hay que formar homrbes antes que sabios y deportistas. Purificación y amor irán de la malo en la construcción de este país; que cree que su peor mal le viene o de Estados Unidos, o de la burguesía (por qué ellos, ellos hallaron ya el éxito) o de la Iglesia Católica (que es retrógrada según la opinión de algunos; pero sabe que ninguna lucha de clases ni educación avanzada hará progresar a ala sociedad, el secreto del cambio del hombre es su corazón, no como afirma Rius, cambiar la matera para cambiar el espíritu sino todo lo contrario) sino en nosotros mismos.

        Cambiemos ahora desde el corazón y no habrá necesidad de llegar a tanto. Si hay seguridad dejaré lo de la pena de muerte. Será innecesaria. El cambio de corazón y lo demás vendrá por añadidura. En una nación que todavía no se construye; al parecer todaía faltarán buscar elementos de homogeneización; entre los cuales está lamentablemente la pena de muerte. México se ha querido pasar este paso pero si a la gente no se le afronta que si sigue en su mal comportamiento puede lesionar a su sociedad, haciéndole un daño irreparable, lo mejor es cortar esa mala hierba desde raíz. Ya es cuestión no sólo de reciprocidad sino de patriotismo. Quien atente contra la patria desuniendo a las familias, deshonrando su raíz misma que es la familia no es otra cosa que un traidor a la patria. El traidor a la patria no merece otra pena que la muerte.

  5. 7 Carpeto
    29/06/2009 en 7:03 PM

    Eso de que la sociedad determina al individuo es importante de mencionar; pero eso no determina completamente al individuo. La percepción del individuo de su realidad y sus deseos de progresar; asl igual que sus anhelos de libertad y amor harán que una persona en el peor de los ambientes sobresalga, sin necesidad de caer en vicios ni en el acto de cometer un delito. Sólo se deja a la sociedad que influya en el individuo hasta lo que el quiera, él se puede liberar de las cadenas espirituales que son peores que las lacras materiales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Lo que hay en el Pachuco

enero 2009
L M X J V S D
    Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 4 seguidores

Blog Stats

  • 159,842 hits

A %d blogueros les gusta esto: