29
Ago
09

Hagamos política fuera de la política.


¿La conocen? Ella es como su madre... según un cuate llamado Platón.

¿La conocen? Ella es como su madre... según un cuate llamado Platón.

¿Dónde estaba la sociedad civil exigente con el gobierno antes de las marchas por la paz y antes del caso Martí?

No quiero ser absolutista y decir que no existían, seguramente las había, pero nunca habían tenido el apoyo mediático (inche suerte tenemos de unos medios tan mediocres, de que sólo cuando conviene o son cuates difunden cosas buenas) de tal magnitud. Sin embargo, tampoco se había buscado tanto por parte de la gente un grupo de comprensión política.  Si los políticos simplemente ya hartaron a la gente (peor tragedia no podría haber para un político en una democracia, pero estamos en una real?) , los partidos se vendieron al poder, el gobierno ya no defiende el interés del pueblo (acaso alguna vez lo habrá hecho?)  pues ¿qué le queda a la gente? … únicamente la gente misma.

La sociedad civil está tomando un nuevo plano, el abstencionismo incrementó sus porcentajes de apoyo en el DF, por esta organización. Apoyo tal movimiento organizativo para reclamar, no apoyé sus medios. En fin, la gente se está despertando a causa de la falta de opciones. O su apatía es mayor o su interés en otros medios es mayor. Ambas reflejan este alejamiento de la política tradicional y proponen nuevas maneras. NADIE dijo que la política era sólo un juego de diputados, burócratas y demás criaturas dignas de un bestiario. Somos seres políticos. No lo podemos separar de nuestro ser ( jajaja toménla todos los que dicen que no les interesa la política), siempre que estemos en sociedad, tenemos que arreglárnoslas, bien o mal pero lo hacemos. Y las organizaciones apartidistas son una opción que aparece en el panorama.

Ahora, la sociedad civil es nuestro refugio y a la vez nuestro escape de esta monstruosidad política tricolor, es la manera de llegar al fin común de un arreglo. Recordemos una de las garantías individuales: “Articulo 9°. No se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito, pero solamente los ciudadanos de la república podrán hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del país.” Osea esto estaba previsto, la gente siempre se ha reunido para obtener lo que quiere. Lo malo es que en un régimen que no lo prohibió por la ley, pero si por otros medios, el pueblo lo dejo de lado como opción. Ahora, que posiblemente esa opción está abierta la gente, se había vuelto dudosa de su efectividad, e incluso la apatía lo mantenía atrasado. Curiosamente, si ha habido asociaciones en pro de la ecología, de la protección a animales, de arte, pero de política se habían quedado un paso atrás. Las situaciones son las que han movilizado a la gente a retomarlas, como armas. La unión, las ideas, el pensamiento y la fuerza de voluntad son bases, pero sobre todo la confianza, algo que como mexicanos hemos perdido. No sólo no confiamos en nosotros, sino que no confiamos en nadie. Se ve en el futbol a la hora de los penales, se ve en las rejas de las casas, se ve en los negocios, en todas partes, la gente desconfía de los demás, muestra de que desconfían también de ellos mismos.

Recobrar esa confianza, es recobrar la unión social y a la vez darse un impulso. Si somos capaces de confiar en el de al lado, podremos evitarnos procesos inútiles, tiempo perdido en poner reglas y dejar de lado peleas tontas, en fin, enfocarnos en lo que es más útil. Eso nos daría una nueva oportunidad política, una forma de acallar el clamor de seguridad. “ Si no pueden,  renuncien” dijo Martí. Lo triste es que uno se va y llega otro igual o peor. Lo feliz, es que los volvemos a poner en su lugar, como servidores del pueblo. Recordándoles que el poder que tiene no es más que prestado, conferido por los ciudadanos para que trabajen para ellos.

Todo grupo que tenga como fin una opción diferente de política, sin importar su procedencia, ni su ideología, es un escalón más para llegar a la tan alta democracia que busca el país. Puede que falte mucho tiempo para llegar a ella, pero Tenochtitlán no se construyó en un día. Completemos esa escalera a los ideales. Toda utopía es alcanzable. Solo falta quererlo y actuar. Hagamos política fuera de la política.

Unámonos o creemos nuevos grupos políticos, cada uno tiene algo que aportar.

Jama

Anuncios

8 Responses to “Hagamos política fuera de la política.”


  1. 1 luismgf
    29/08/2009 en 10:53 PM

    Coincido en que es esencial y vital para que México siga siendo viable como nación el que los ciudadanos retomemos la política como algo nuestro y no territorio de unos cuantos que se dicen nuestros representantes. Sin embargo… creo que desafortunadamente quienes vemos el problema como uno cuya solución reside en nuestras manos somos minoría. La mejor muestra es el movimiento anulacionista: en si las propuestas (excepto la de la reelección) eran buenas y yo en lo personal coincidia con ellas, sin embargo la base del movimiento era que “si los políticos ven que no votamos, empezaran a trabajar” osease “si nos movemos chance y se dignen a hacer algo”…lo que al final del día es dejarles la responsabilidad a ellos, que paradojicamente, son en quienes mas desconfiamos y a quienes queremos quitarles privilegios. A lo que voy es que si queremos hacer política fuera de la política institucionalizada debemos de estar conscientes que las cosas no se solucionan gritándole al gobierno que se mueva sino moviéndolo. Hasta que no nos quitemos la idea de que papá gobierno debe de darnos todo, incluida la democracia, y la sustituyamos por la de que es nuestro trabajo el que levanta las cosas..en mi opinión México no puede aspirar a se una democracia.

  2. 2 Balarsst
    31/08/2009 en 8:35 PM

    Nada más me quiero burlar de ti jaja.

    Dices que no no nos podemos separar de la política… pero según las definiciones web de política:
    1. La política, del griego πολιτικος (pronunciación figurada: politikós, «ciudadano», «civil», «relativo al ordenamiento de la ciudad»), es la actividad humana tendente a gobernar o dirigir la acción del estado en beneficio de la sociedad. Es el proceso orientado ideológicamente hacia la toma de decisiones para la consecución de los objetivos de un grupo.
    2. Política es una actividad orientada en forma ideológica a la toma de decisiones de un grupo para alacanzar ciertos objetivos.
    3. Política es el ejercicio del poder para la resolución de un conflicto de intereses.
    4. La política es la actividad humana concerniente a la toma de decisiones que conducirán el accionar de la sociedad toda.

    Tons… si no gobierno ni participo en este, soy político? aaaa sí te puedes separar!

    • 02/09/2009 en 8:21 PM

      Se nota que sólo quieres intentar burlarte, porque no te salió. El ser humano es un ser político por escencia, tus mismas definiciones lo afirman. Siempre que estás en un grupo, tienes que tomar decisiones, y como siempre estamos en grupos sociales…

      Pero no te preocupes, para eso está el Pachuco para ayudarte a entender estos temas.

      • 4 Balarsst
        03/09/2009 en 8:56 PM

        Pero las definiciones dicen que para hacer política o ser político tienes que participar en la toma de decisiones… y si no ps no eres político ni haces política ni nada de eso!
        No me quieras ver la cara jamalberto

  3. 03/09/2009 en 9:04 PM

    Sólo dime una situación en tu vida en la que no tengas que tomar decisiones… siempre hay un si o un no, hasta un tal vez es una decisión. Dejar de hacer algo es una decisión. No participar en la política es una decisión y por lo tanto, una contradicción, pues al decidirlo ya estás tomando parte en ella.

  4. 6 EL inge politico
    03/09/2009 en 11:04 PM

    Coincido, al igual que la mayoria,en que la democracia mexicana no sirve y la institucionalidad esta podrida. Pero considero que anular el voto es la acción mas posmoderna y desesperanzada que se puede hacer ademas de absurdo.
    Es posmoderna y desesperanzada al momento de no creer en nada. No tenemos un ideal en el cual creer y tenemos la desesperanza de que votemos o no todo va a ser igual. Además esta situación se acentúa porque tampoco hay manera de convencer a la gente de entrar al sistema y cambiarlo; la respuesta es siempre: “Para que si todo sigue igual”
    Por otro lado se me hace absurda la idea de no votar esperando que la clase política reacciones ante esto. De todas formas van a ganar los que se preoyectaba que lo hicieran. Es decir el voto duro juega un papel fundamental. El común de la gente no vota, la base del partido vota y entonces todo termina en un “seguimos en lo mismo”. A fin de cuentas a los que llegaron no les interesa lo mas minimo si votaste o no de todas formas ellos van a estar en alguno u otro puesto gracias, otra vez, a la base.
    Pero la apoteosis de lo absurdo es la gente que no forma parte del voto duro y q a fin de ceutnas sigue votando por los mismos partidos: “Me quejo y me quejo pero voto por el de siempre” No encuentro razon lógica en esta accion. La idea menos censurable para justificar lo anterior es decir: “Es que un voto por otro partido es desperdiciarlo” lo cual pensnadolo un poquito se cae por su propio peso. Y esque al repetirse esta escena millones de veces seguimos en lo mismo, en cambio si cada uno de esos votantes comprometieran su voto a otro lado, los miemboros del partido y anexos no serian suficientes para paerpetuar el poder.
    Me despido pues proponiendo que en vez de campañas a favor del voto nulo haya una organizacion mayor de ciudadanos dispuestos a gobernar y a actuar dentro del ambito que realmente cambiará a méxico

  5. 7 rod soto
    10/09/2009 en 5:43 PM

    la mexicana democracia es una farsa pues segun busca dar poder al pueblo pero en realidad solo le dá poder a sus representantes. Tal vez funcione para paises con un grado de educación mayor que méxico pero aqui solo queda en trampas, fraudes, trafico de influencias corrupción etc.

    Yo apoyaría la abolicón del voto. Bueno, no co,pletamente. Por un lado el hecho de que “todo mexicano tiene derecho a votar y ser votado” es una condena para nuestro pais. Gracias a esto existen muchos políticos sin edacación que de ser unos “valedores” y provocadores (juacho) llegan a puestospolíticos. Existen otros que tienen títulos patito que compraron en san no se que (por el centro). Mi pregunta es: qué pasa cuando hay momentos de desción importante, digamos reformas económicas y fiscales? ¿En qué fundamentan su decisión estos tipos? ¿será con ave maria? ¿Por lo que les dice su jefe de bancada? Porque que vergonsozo* sería que nuestros gobernantes manejen el destino de todos nosotros con conocimientos más que elementales…

    Por otro lado, lo mismo pasa del otro lado de la moneda. Si tenemos un pueblo ignorante que apoya al primer idiota que le ofresca un pan, como se puede permitir que su elección (sin fundamentos y por lo tanto irresponsable) valga. El pueblo sin educación es ignorante y por lo tanto no debería votar.

  6. 8 rod soto
    10/09/2009 en 9:47 PM

    ah se me olvidaba..no crean que propongo quitarle el “poder” al pueblo, además de lo que ya mencioné la segunda medida sería verdaderamente darle ese poder a la gente. Como? permitiendo que los plevisitos tengan algun valor…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Lo que hay en el Pachuco

agosto 2009
L M X J V S D
« Jul   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 4 seguidores

Blog Stats

  • 159,842 hits

A %d blogueros les gusta esto: