03
Jul
09

Adios a los lujos. Segunda parte


El hotel más lujoso del mundo.

El hotel más lujoso del mundo.

Bien estamos de retache en esta edición especial en viernes. De entrada quiero agradecer sus comentarios, que al fin y al cabo son los que van haciendo bailar al pachuco.

Muchas de las cosas que se dijeron son importantes, y creo que nos llevan, sino a una definición directa, si al por qué de los lujos. Porque algo muy cierto es que un lujo no es necesariamente algo material,  el lujo puede expresarse en actitudes, como bien decía Pataz. Y parece ser que existe la idea de que el lujo es algo que se da como respuesta a esa necesidad inherente al hombre de ser diferente a los demás. Y tiene sentido, sin embargo no es justificación para el lujo, es decir, uno puede buscar la diferencia a través de otros medios, es decir si alguien tiene una playera roja, yo puedo ponerme una azul. Quiero decir que diferencia no es igual a lujo.

También mencionan como razón de este fenómeno, el modo en que funciona el sistema económico, que es necesario que vayan creandose nuevas necesidades para mantener el flujo económico activo. Sin embargo encuentro algunos peros en este punto. Como bien señaló Jama, en el ejemplo de Luis. Es decir para mantener una economía activa no es necesario estar creando nuevos productos mejores que el anterior por una o dos características. Tenemos el ejemplo de los refrigeradores, de los automóviles, y de casi todos los productos, de que con su existencia también se crea una industria de reparación y mantenimiento de dichos objetos. Por ahí escuché alguna vez que tenemos una economía lineal, desechable, y es que ahí está el error. Que en vez de crear industrias duraderas y estables van surgiendo productos cada vez más desechables. ¿Qué me dicen del ipod? que ya parece carro porque cada año (o incluso menos) surge un modelo diferente, ¡y debemos de tenerlo porque ahora trae cámara! Y es curioso, porque así como es cierto que la economía necesita de estos productos para estar en movimiento, un exceso de estos puede ser la causa de que deje de funcionar. Ya saben eso de inhundar el mercado…  Además también ocurre que debido a esto mismo es que se da una distribución terriblemente desigual de la riqueza… y ya ni hablo de los perjuicios ecológicos… en fin, es de pensar si relmente este sistema sirve. Llamo a los futuros economistas a que superen lo establecido y propongan un modelo más eficiente.

Pero bueno, estamos aquí y ahora, y todos coincidimos en que lujo, es algo no necesario. Y por es digo que los evitemos, tal vez no siempre, pero ahora, en esta sociedad, que no está lista para eso.  Duele decirlo, pero en Europa, ¡que valga la redundancia!, si se pueden dar el lujo de darse lujos, por el simple hecho de que, en el Reino de los Países Bajos (del cual Holanda es parte) por ejemplo la mayoría de su población (un 90%) es de clase media-alta o alta. Es decir hay una estabilidad social que permite tener más comodidades.  Pero hoy y ahora la situación en México es difícil, y se requieren tiempos de austeridad, de solidaridad social. Pero si ya de plano no llegamos a eso de renunciar a los lujos, al menos, y en serio, valoremos lo que tenemos, el privilegio del que gozamos al contar con computadoras, internet. Y hagamos un uso moderado y conciente de dichos privilegios, no entremos a la cultura de la enajenación y empezemos a cambiar la situación. Porque no es posible que haya personas con 20 pares de zapatos mientras que hay gente que camina descalza, que exista gente que lava sus coches con manguera, mientras que a no más de 3 km hay gente sin agua, simplemente no es posible…

Es necesario ver no sólo por nosotros, sino ser solidario con los demás. Porque nos guste o no, vivimos en una sociedad.

¿O que piensan?

Omar M.

Anuncios

3 Responses to “Adios a los lujos. Segunda parte”


  1. 1 Cipa
    07/07/2009 en 8:52 PM

    No la banalidad va de la mano con el lujo? son triviales pero pueden volverse fundamentales y he ahí el problema no? Y es que si somos y nos sentimos diferentes no necesitariamos comprar el ipod de moda, porque no necesito resaltar, NO LO NECESITO si mi mp3 me sirve que más quiero? jejeje no lo confundan con conformismo sino con un intercambio… sí puede que con ese ipod nuevo te sientas feliz un rato, hasta orgullo o no sé, pero quizá si hubieras comprado un par de libros te sientas orgulloso de tí, me refiero a que quizá lo malo no es el lujo sino que tan banal sea… porque como se dijo antes un lujo puede ser darle tiempo a mi hijo o perder 2 minutos del día viendo el atardecer o ir de vacaciones con la familia o amigos… no creo que eso tenga algo de malo o sí?

  2. 2 Cipa
    07/07/2009 en 9:01 PM

    jajajaja
    por eso seamos compartidos… no gasten agua… sino con que me bañare? jajajaja
    estoy de acuerdo, no importa donde estemos, y si el país va cuesta abajo… no dejemos de poner nuestro grano de arena.

  3. 3 Sol
    28/07/2009 en 12:00 AM

    Stoi de acuerdo cn cipa.. el lujo no es tan malo.. i dpdnd cual se tu lujo.. a q le ima cada uno d nosotros i creo q ahi sta el prolbema.. la conceptualizacion d cada quien es mui mui diferente i abre diferencias..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Lo que hay en el Pachuco

julio 2009
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 4 seguidores

Blog Stats

  • 159,842 hits

A %d blogueros les gusta esto: