29
Jun
09

Adios a los lujos. Primera Parte.


 

Por ahí hay una rola que dice  “que tal si nos desvestimos para la ocasión, no usemo ropa hoy quitémonos complejos y el pudor…” y pues tal vez no sería mala idea, porque al fin y al cabo lo que importa es la escencia humana. Me refiero a que nos han hecho creer que para expresar nuestra personalidad necesitamos de zapatos, camisas, celulares, etc. Y de alguna manera nos han convencido de que necesitamos televisión por cable para ver poquerías de programas y que necesitamos una televisión de plasma y geolocalizadores y videojuegos y computadoras y microondas y teléfono…. ¡momento! Yo necesito la computadora para mi trabajo de diseño gráfico, y yo para editar audio, y yo el teléfono para contactar a mis hijos, y yo microondas pa las palomitas!

Y es que es complejo.  Porque en efecto he llegado a la conclusión de que los lujos se establecen de una manera personal, es decir,  pra alguien puede ser un lujo tener un coche, pero tal vez otra persona lo necesita para el desempeño de su trabajo.

El auto del pueblo.

El auto del pueblo.

Porque hay que pensar que el culto por productos vanales,  carentes de un significado verdadero, desechables, es lo que mueve a esta economía (lo cual está bien), sin embargo sabemos que muchas de las situaciones sociales se derivan de un mal empleamiento de dicha economía. Habría que analizar mas a fondo el capitalismo. Sin embargo los lujos son los que causan aparentes diferencias entre personas iguales, lo que hace que sea difícil identificarnos en el otro, y también provoca un cierto resentimiento social. Y esa cultura por lo vano ha traído muchos problemas y frustraciones al hombre a lo largo de la historia.

Pero antes de seguir necesitamos definir qué es un lujo, y una definición inicial puede ser: Todo aquello que está por encima de las necesidades de una persona.   Me gusta esta definición porque deja un tanto abierta la definición, ya que es en base a cada persona.

La Real Academia de la Lengua Española lo define como “Abundancia de cosas no necesarias.”

Me gustaría que cada uno de los lectores dejara su propio concepto de lujo, así como su opinión acerca de mi propuesta de abandonarlos.

Seguiremos transmitiendo.

Omar M.

Anuncios

10 Responses to “Adios a los lujos. Primera Parte.”


  1. 29/06/2009 en 11:02 PM

    Jaja ps con estas imagenes como no va a comentar uno verdad???

    Un lujo (mi definicion) es un producto que compras para, como su nombre lo indica, lucirte con el. No necesaiamente es algo que compras o adquieres monetariamente, también puede ser alguna accion o actitud, por ejemplo cuando en un partido de futbol vas ganando 4-0 te puedes dar el lujo de sacar al goleador para meter a un novato, finalmente es para lucirte sobre el otro.

  2. 2 Sol
    29/06/2009 en 11:26 PM

    Bn.. mui interesante lo q aqui se plantea.. primeramnt pq a estas alturas parece tan complicada una vida si objetos materiales.. el problema esq mushas veces se utilizan en sustitucion … “se es lo q se tiene”, se marcan diferencias sociales, tambien tiene que ver con el satatus social, q en un sistema capitalista es su propia consecuencia.. mas consumes mas tienes mas eres.. eres mas q otros.. esa es la idea.
    En cuanto a la definicion de lujo.. creo q es algo complicado, io lo veo mas coomo algo de lo q carecemos pero q con tal d tenerlo se hacen esfuerzos o sacrificios para tenerlo i puede ser desde algo mui simple como el papa q es un lujo dejar los negocios para dedicar un pco de tiempo a su hijo o de la familia q ahorra para unas vacaciones.. sacrificando otras cosas.. depende del criterio de cada uno, de sus prioridades.
    Tambien un lujo tieme q ver cn los limites q nfrenta una sociedad, es decir, hablando a grandes rasogso cada sociedad tiene sus propios lujos q, a veces representan un riesgo, como lo dije antes un sacrificio, pero ahora socila, dentro de la colectividad.
    Me parece muy adecuado i oportuno que se hablen d estos temas.. q existan spacios para pensar un poquito, detenernos frente a una realidad continuua i q por lo mismo pasa desapercibida, incuestionable.

  3. 3 Frida
    29/06/2009 en 11:35 PM

    Hola! La verdad estoy completamente de acuerdo. Creo que mejorarian mucho las relaciones entre las personas si no se le diera tanta importancia a lo que uno tiene o lo que uno viste. Para mi, lujos son las cosas que creemos necesarias pero en realidad no lo son. Pero supongo que es dificil saber que es lo que de verdad necesitamos. Todo esto me hizo recordar otra cancion. Una que dice: Busca lo mas vital, no mas, y olvidate de la preocupacion…

  4. 29/06/2009 en 11:53 PM

    OMAR: ME CAES MAL!! DEJAME VIVIR EN MI MUNDO VANAL!!!

  5. 5 luismgf
    30/06/2009 en 2:21 PM

    Concuerdo con lo que dices Omar, sin embargo hay que pensar porque el capitalismo funciona de esa forma (y sobre todo porque lo dejamos funcionar así)Imaginemos por un momento una sociedad en la que sólo se comprara aquello que se necesita. En algun punto esta sociedad alcanzará un momento en que la mayor parte de sus necesidades se hallen satisfechas, lo cual volvería inútiles a los agentes económicos que se encargaban de producir los bienes que antes fueron necesidad (Pongamos que son refrigeradores, en algun momento se llegaría al punto en que la mayor parte del las familias sino es que todas tendrian un refrigerador y sólo un mínimo número de familias tendrían que reemplazar el suyo, haciendo inviable la existencia de la empresa en cuestión) Esto traería terribles consecuencias en nuestra sociedad imaginaria pues toda una industria quebraría y por tanto causaría desempleo y demas situaciones por demas conocidas por el Homo mexicanus. Sin embargo como no vivimos en una sociedad ideal, el capitalismo tiene una forma de evitar que este escenario de saturación de mercado suceda y es a través de la generación de nuevas necesidades. Necesidades como la de tener el Cadillac en lugar del Chevy, el Ipod en lugar del simple reproductor de mp3 etc… es decir lo que se podrían llegar a considerar lujos. Al crearse este sin fin de nuevas necesidades no se corre el riesgo de quebrar y se generan nuevos nichos de mercado etc, etc, etc. El problema de todo esto es que a estas nuevas necesidades se les asigna cierto valor moral (además del valor económico). Y esto se debe a la monetarización de la moral, es decir que el valor moral sea equivalente al valor monetario lo cual lleva a desviaciones como las que mencionas Omar. Mi definición de lujo es un poco amplía y es que un lujo es todo aquello que buscamos o queremos sin que sea indispensable para sobrevivir.

    • 6 reggaetonmustdie
      30/06/2009 en 5:37 PM

      En cuanto al artículo, se me hace excelente plantear la incógnita del lujo y yo lo definiría como una meta que por convención social, y por necesidad natural queremos alcanzar. Y hay algo importante de recalcar, es también una necesidad humana la socialización, el sentirse bien en un grupo, aceptado y con relaciones empáticas. Algunos lujos proporcionan esto. Como han mencionado anteriormente el lujo va más allá del dinero y lo material, pero estos también conforman al ser humano actual. Son parte de su entorno, y por lo tanto una herramienta de socialización. Si es cierto, un Chevy te lleva al mismo lugar que un Cadillac, pero si todos tuvieran Chevys eventualmente unos los adaptarían para que fueran mejores, diferentes o únicos, estos se convertirían en lujos, porque el ser humano tiende a querer diferenciarse. Me parece que así surge la idea de lujo, no tanto por el sistema capitalista y consumista, que claro le saca provecho, sino por la necesidad humana de buscar más y también de complicar las cosas más.
      En otra idea,lo que menciona Luis Angel de los refrigeradores no me parece el mejor ejemplo, porque la industria dedicada al refri no sólo lo produce, sino le da mantenimiento y como todos tendrían refris serían mercado potencial, pero eso es otra cosa.

      • 7 rod soto
        02/07/2009 en 11:31 PM

        ¿Sugieres entonces que si todo el mundo tuviera un cadillac un chevi sería un lujo?

  6. 8 Cipa
    07/07/2009 en 8:32 PM

    Un lujo… algo innecesario… pues me alegra de que existan los lujos, por qué? porque como tú dices depende de cada persona, de su mundo, de sus necesidades particulares, de su vida… porque nos marcan el límite de lo que no necesitamos, cierto la sociedad nos lo impone pero nosotros tenemos la capacidad de decidir… pero creo firmemente que siempre hay cosas buenas en todo y a veces darnos un lujo es complacernos, y no creo que tenga algo de malo siempre y cuando no nos dañe no? jajajaja… lo cierto es que el exceso es dañino y no hay razón para llegar a ello por eso yo digo: “Que tal si nos desnudamos desde el interior… no usemos ropa hoy!!” jajajaja digo… sino es necesaria para qué usarla? =)

  7. 9 Daniela
    06/08/2009 en 11:15 PM

    Yo estoy d acuerdo en que existan los lujos, es bueno buscar un poco mas de comodidad, un nuevo estilo, objetos que nos faciliten las cosas o que nos entretengan pero sin perder conciencia de lo que realmente vale la pena es esta vida, los lujos son buenos mientras no perdamos la cabeza por ellos, porque finalmete lo que todos como humnanos necesitamos no se puede pagar con monedas y es mucho mas importante y placentero pasar una tarde con los amigos que quedarte en casa viendo el estreno de una pelicula por tv de paga.

  8. 10 ricardo ibarra
    08/08/2009 en 10:50 PM

    omar, primero te quiero felicitar por este espacio q tu y tu grupo no tan desconocido nos dan para expresar nuestro punto de vista a cualquier tema del q se atreven a hablar, y q muchos de nosotros aun medioconcientes no podemos o no queremos o ni teniamos idea de como hacerlo.
    te deseo mucha suerte en tu vida profesional y te admiro por abrir y participar en este tipo de espacios por q para ti es una practica de lo que haras y para nosotros un espacio para preguntarnos lo que sabiamos pero no deciamos nada,o ni nos lo habiamos preguntado, lo bueno esque como muchos espacios invitas a participar a pensarle y fijar posturas que nos hacen personas de voz y direccion, con posiciones, conscientes, interesados de la realidad social.
    ahora hablando de tu tema en especifico, los lujos a mi parecer nos comen en este mundo, disfrazando las necesidades a tal punto de dirijir nuestros objetivos de vida a la continua obtencion de estos mismos q nos hacen vanos y superfluos, enajenados del sentido de la vida, pero por supesto tenemos q respetar el sentido de cada uno.
    ese respeto hacia el sentido particular de vida puede existir solo asta q ese sentido empiece a imponerse a los demas, es por eso q podemos decir q son enajenados, superficiales, secos, estupidos y demas caracteristicas generales q califican a esos grupos, y creo q es justo llamrlos de esa forma por que piensan q son diferentes, al menos alcanzamos un diferente sentir de la vida, mas humanista, sencible y etico que sustituye esos lujos por un caracter mas firme q los q viven en sus propios lujos.
    el hombre busca felicidad, unos creciendo sus lujos otros tratando de suprimirlos, transformandolos o desapareciendolos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Lo que hay en el Pachuco

junio 2009
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 4 seguidores

Blog Stats

  • 159,436 hits

A %d blogueros les gusta esto: