15
sep
10

El Pachuco no está muerto, anda de parranda…

¡Muchachos!

Hoy es 15 y El Pachuco se lanza al centro para que todos los que no quieran o hayan podido ir puedan darse una ojeada de cómo estuvo. O al menos esa es la idea.

Sin duda es una fecha polémica, pero lo cierto es que queramos o no es un gran acontecimiento que se refleja en el comportamiento de las persones.

Para muestra, un botón.

Con faldita y moño

Y hasta con sombrero charro

Que saquen provecho de este día

Un saludo

Omar M.

12
sep
10

“Esto es el infierno y no chingaderas…” El Cochiloco.

La puerta

La sorpresa llegó con la sangre que ­­lentamente -en un simulado festejo de independencia- manchaba, alas primero, al escudo nacional. Después de tanto tiempo se hace el insoportable descubrimiento de que hemos creído en una ilusión, y el espectador por muy radical que sea, no puede permanecer impasible ante esta imagen tan fuerte. Y lo digo yo, que no soy nada simbólico y que he llegado a afirmar que México no existe.

Después de La ley de Herodes y Un mundo maravilloso el director Mexicano Luis Estrada nos presenta su tercera entrega: El infierno. Protagonizada por Damián Alcázar –al igual que los dos filmes anteriores- la obra se incluye dentro de la ola de estrenos del cine patrio, la cual toma como punto de partida los festejos del bicentenario del inicio del movimiento de independencia y el centenario del inicio de la Revolución Mexicana y está conformada de títulos como El atentado e Hidalgo.

El trabajo de Estrada se ha caracterizado por ser crítico a la vez que satírico de una sociedad que se encuentra en evidente conflicto, la mexicana. Pobreza, corrupción e impunidad son los elementos más comunes de esta crisis, y por lo tanto de su trabajo. El infierno no es diferente en ese sentido, la peculiaridad de la cinta es la inclusión que se hace de un tema en boca de todos e incluso de magnitudes de seguridad nacional: el narcotráfico.

La película está llena de humor negro, pero negro de verdad. En cierta escena, después de que Don José Rey (Ernesto Gómez) mutila a un soplón antes de matarlo, el Benny (Damián Alcázar) cae desmayado ante la contemplación de tanta brutalidad y  realmente que uno no sabe si reír o llorar a causa de la irremediable certeza de que eso está pasando fuera de la sala diez de Sinemex Universidad

Precisamente es esta la única novedad que se puede decir hay en la cinta, la inclusión, revelación y (sobre todo) descripción de un problema y situación social tan actual y con tanta potencialidad, lo demás (las técnicas, la estructura, incluso el tema “violencia”) es bastante tradicional.

El narco llevado al cine permite muchas cosas. Muchos dirían que es, en efecto, una crítica hacia la política toda, pero de este sexenio en particular y su guerra contra el crimen organizado. A mi me parece muy cuestionable este punto, basta decir que la realización de la película contó precisamente con el apoyo de una comisión federal para los festejos del bicentenario.

Al fin y al cabo,  El infierno es un acercamiento a la vida de los narcos, a sus múltiples lados, a sus razones. Sería ingenuo pensar que las filas del narcotráfico están compuestas por autómatas. Si queremos, de forma un tanto sentimentalista y quizá un poco ilusa, pero Luis Estrada humaniza la figura compleja de un narcotraficante a través del Benny o del mismo Cochiloco. Lo cual permite hacer hincapié en que el problema no es una lucha entre el bien y el mal sino un conflicto social causado, en gran medida, por un gobierno incapaz de proveer oportunidades de desarrollo a sus habitantes.

¿Qué es El infierno? Un golpe de realidad ante quien esperaba ver consagrada en la pantalla grande una historia institucionalizada con lo héroes infalibles de siempre. Pero hay algo que preocupa, libertad de expresión hay, pero ¿por qué el gobierno federal permite una película en donde hay una crítica tan abierta a la figura presidencial, a su política, a su policía y en general a todo el sistema de poder mexicano? ¿No será que la libertad se nos volvió cinismo? Si esta tranquilidad por parte de los involucrados en el asunto (presidente, políticos, secretarios, etc.) es causada por la certeza de que no se hará nada, de que estamos tan enajenados y somos tan indiferentes que no importa lo que veamos seguiremos estáticos ; entonces sí que estamos en el hoyo.

¿Cómo ven?

Reseñando para El Pachuco

Omar M.

01
sep
10

Doña Perfecta al cine

Un poco cultural esta vez, pero con un tema que no esta fuera de lugar, les traigo esta reseña.

Estrenada en 1950 bajo la dirección de Alejandro Galindo, la adaptación fílmica del libro Doña Perfecta de Benito Pérez Galdós resulta una agradable y le tienen lugar a lo largo del filme (la mención de Porfirio Díaz, la aparición del ejército, por ejemplo), dicha relación viene ya desde el original de Galdós, el cual a través de dos personajes tan emblemáticos como opuestos, le da nombres a dos posturas que entraban en un conflicto cada vez más violento, a saber, Pepe Rey y Doña Perfecta.

Pepe Rey como aquel joven liberal e hijo de la ciencia y una doctrina positivista que buscaba respuestas, y las más de las veces las encontraba. Como buena juventud existe un dejo de antipatía por las generaciones mayores, más cuanto éstas encarnan justamente la postura antagónica y que en esta ocasión recibe el nombre de Perfecta, Doña Perfecta.

El personaje resulta una suculenta ironía, que hace sátira de aquella clase descrita como rancia, falsa y dogmática, debido a la cual el progreso se estancaba. Doña Perfecta es altiva, femenina, clerical, “buena cristiana”, lo cual no resulta más que una apariencia a través de la cual alcanza sus objetivos. Bien pudiera ser Perfecta una representación bastante de fiel de la Iglesia misma. Los mismos métodos, el mismo chantaje, la misma aparente debilidad, los mismos fines, todo esto visto desde luego a través de un discurso liberal, que es como seguramente tanto Galdós como Galindo quisieran que lo apreciáramos

A grandes rasgos podemos decir que la  obra es la misma (Galdón- Galindo), entendiéndose por ello el logro de un director mexicano por adaptar de manera exitosa, fiel pero significativa una obra que se ha convertido en clásica.

No obstante, hay un gran cambio de significado en cuanto al gran final. Con Galdós, la muerte de Pepe Rey que simboliza la muerte del progreso ante el tradicionalismo católico, causa la locura de Rosario, su prima y amada, quien, joven desorientada, sin duda alguna la juventud encarnada, y ahí acaba.

Con Galindo la cosa es diferente, fiel a su liberalismo, en efecto mata a Pepe Rey, el discurso es “la iglesia es mala” pero ante tal situación Rosario no enloquece, ni palidece, por el contrario se rebela contra esa madre que la mantenía reprimida y engañada, abre los ojos y empieza a valerse por sí misma. Ésta es la apuesta de Galindo.

28
ago
10

NiNingun problema.

Sí hay un tema que ha tenido exposición mediática en las últimas semanas es el tema de los NiNis. Los NiNis son un sector de los jóvenes mexicanos (entendiendo joven como aquel en el rango de edad comprendido entre los 15 y los 24 años) los cuales Ni estudian Ni trabajan, siendo la principal causa de ello la falta de oportunidades para hacerlo. ¿Cuántos NiNis hay en México? Para esa pregunta se cuenta con dos respuestas contradictorias entre sí:

De acuerdo a la ANUIES y al Dr. José Narro Robles, la cifra de NiNis en México es cercana a los 7 millones de jóvenes. Esto significaría que aproximadamente el 35% del total de jóvenes se encuentra en esta situación, implicando que el problema de los NiNis es mayúsculo y que pone en severo riesgo el desarrollo a futuro de México. Sin embargo, de acuerdo a los datos divulgados por el Secretario de Educación Pública (datos que se pueden encontrar en el documento “La situación actual de los jóvenes” elaborado por la CONAPO y disponible en su sitio web) la verdadera cifra de NiNis es de 285 mil jóvenes. Si bien esto no implica que no exista un problema, si disminuye la gravedad de éste al ser menor la cantidad de jóvenes en la situación de vulnerabilidad que representa no tener acceso a la educación y no contar con una fuente de ingresos monetarios.

Sin embargo ¿Por qué es tan amplia la diferencia entre las cifras?  ¿Qué cifra es la correcta?

La posible causa de la divergencia entre las cifras es que ambas conceptualizan de diferente forma el fenómeno de los NiNis. De acuerdo al documento de la CONAPO NiNi es aquel individuo que no realiza un trabajo remunerado, no estudia y tampoco realiza alguna labor doméstica. En cambio la definición más utilizada de NiNi lo concibei como aquel individuo que no estudia ni tampoco realiza un trabajo remunerado.

Eso nos lleva a otra pregunta ¿Cuál de las dos definiciones es la correcta? La falta de un consenso sobre que son los NiNis es lo que genera la diversidad de respuestas y de cifras.

A mi parecer, la definición que describe mejor el fenómeno de los NiNis es aquella que los caracteriza como el sector de la población joven que no estudia ni tampoco realiza una actividad laboral remunerada. Esta definición de NiNi  abarca a quienes solamente realizan trabajos domésticos y no estudian o trabajan, siendo contraria a la definición de CONAPO.

Esto se justifica puesto que la condición de realizar trabajos domésticos no implica que los individuos hayan optado libremente por esta opción. De hecho, ante la saturación de las universidades públicas y el mermado crecimiento económico, lo más probable es que quienes en la actualidad se dedican a labores domésticas sea porque no tuvieron otra opción. Se trata de NiNis que realizan una actividad, pero esta actividad no elimina las condiciones que los convierten en NiNis. Se trata de individuos cuyo capital humano en lugar de aumentar disminuye, pues cada día que pasa es un día en que no se encuentran preparándose ya sea académicamente o empíricamente.

Bajo esta definición y haciendo uso de las estadísticas oficiales referentes a la distribución de los jóvenes por condición de actividad (gráfico 1) de publicación más reciente, se calculó el porcentaje de NiNis existentes en México, siendo esta información presentada en el gráfico 2.

Click para agrandar

Como se presenta en el gráfico la tasa de NiNis en México ronda el 20% del total de jóvenes, mostrando la gravedad de la situación.

En el corto plazo aquellos jóvenes que se encuentran excluidos de las dos esferas (educativa y laboral) que les permiten aumentar  su bienestar en el presente y a futuro, son más susceptibles de caer en el narcotráfico puesto que éste se presenta como una “opción” mediante la cual podrán mejorar sus condiciones de vida. En el largo plazo, los NiNis son un sector de la población que verá reducidas sus oportunidades de mejorar su bienestar, sentando las bases para que surja un círculo vicioso en el cual los descendientes de los actuales NiNis repliquen la situación de sus predecesores.

Y la situación de los NiNis no sólo les afecta a ellos mismos, sino que repercute en toda la sociedad. La generación actual de jóvenes representa el bono poblacional, por lo que si una cuarta parte de ella se encuentra en situación NiNi el desarrollo que el país alcance en un futuro será menor al que debería de haber sido. Esa cuarta parte que representan los NiNis significa una cuarta parte menos de científicos, de técnicos, de investigadores, de filósofos, de artistas. Es decir una cuarta parte menos de individuos que con su trabajo diario generan externalidades positivas para el resto de la sociedad.

Por ello es que es necesario brindarles a los NiNis la posibilidad de elegir de qué forma buscarán mejorar su bienestar, sin cerrarles sistemáticamente las opciones de la educación y del mercado laboral. Para ello es necesario incrementar la cobertura de la educación pública media superior y superior (que es el cuello de botella del sistema educativo nacional), mejorar su calidad para que los egresados encuentren trabajo en el mercado laboral, tomar las medidas necesarias para fortalecer el mercado interno y diversificar el mercado externo de tal forma que la economía crezca y con ello  se genere una mayor cantidad de empleos.

El tema de los NiNis nos afecta a todos y por ello es necesario que cuestionemos al gobierno sobre que se está haciendo para dar a este sector de la juventud la oportunidad de desarrollarse plenamente y con ello  de contribuir al desarrollo de México

Luis Angel Monroy Gómez Franco

22
ago
10

El precio de estudiar…

Vale más un céntimo bien empleado que un céntimo ahorrado.
Orison Swett Marden

Quien no ha caminado un día en el centro capitalino, admirando su belleza arquitectónica, los puestos en las avenidas, los policías viendo a que comerciante se llevan, las calles en reparación y grupos enormes de personas pasando las calles… esto es tan normal , que ya no nos parece raro ver una multitud haciendo compras de pánico.
El final de las vacaciones de verano está ya muy cerca para los niños de primaria y secundaria. Veremos entonces una nueva edición de la batalla contra el poder sobrenatural que ejercen las camas y por supuesto, en contra del bolsillo de los padres de familia que tiene hijos en edad de cursar la educación básica.
La Profeco dio a conocer un estudio que revela disparidades de 20% entre precios de estos artículos; donde sugiere revisar las listas de útiles donde pueden comprarse a menor precio al elegir el establecimiento correcto.
Y con esta orden, miles de capitalinos y mexiquenses acuden a los negocios del Centro Histórico de la Ciudad de México para hacer sus compras, –las últimas o en su totalidad– de uniformes, libros y útiles escolares

En vísperas del regreso a clases resulta casi imposible caminar por las calles infestadas de personas, puestos improvisados en banquetas y gritos de expendedores de toda clase de artículos relacionados con el regreso a clases.

Afuera de librerías, papelerías y tiendas de artículos escolares las filas se extienden inmensas hasta hacer que la atención de los dependientes parezca lenta.

En promedio se puede gastar de 500 a 2 mil pesos en la compra de la lista de útiles, dependiendo del año escolar que cursará el alumno y los requerimientos de la escuela.
La realidad , es que año con año se deben realizar estas compras, lo que se exige es que se aprenda a optimizar los recursos, como también a ser responsables con el medio ambiente, tener una conciencia ecológica es un valor que permitirá reducir la inversión necesaria para el regreso a clases.

Hay que buscar alternativas y sacar el economista que todos traemos dentro…

Marifer Motte

18
ago
10

En tiempos de Juárez.

Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México interpuso una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federar en contra de Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo de la arquidiócesis de Guadalajara, después de que el domingo 15 del presente , éste declaró que Ebrard había sobornado a los ministros de la Suprema Corte de Justicia Nacional (SCJN) para que aprobaran la reforma al Código Civil que permitiría el matrimonio entre personas del mismo sexo en el Distrito Federal.

Mientras escuchaba este suceso, me acordé que hace poco yo había visto algo similar ¿dónde? En una película, en la adaptación de Doña Perfecta que hizo Alejandro Galindo para el cine mexicano. En ella hacía una transposición de situaciones para ubicar la historia en el México del siglo XIX, más precisamente en la región de Bajío. El contexto de esta versión es importante y se relaciona con la historia: Las leyes de reforma promulgadas por Juárez incomodan a las clases pseudo-aristocráticas y en especial a la iglesia, debido a la incautación de bienes que está de por medio. En el filme se confrontan a través de los personajes la postura liberal positivista y la conservadora católica, mostrándose a esta última como una clase rancia y decadente llena de apariencias.

¿Laico?

Así qué, desde hace más de un siglo que se había secularizado al país, el estado laico se había inaugurado. Cien-y-cacho años después está la clara evidencia de que no es así, al menos no del todo, y mucho menos en los casi dos sexenios en los que el presidente de este país ha surgido de las filas del partido que más tiene fama de conservador. Lo cierto es que el papel eclesiástico sigue siendo fundamental no sólo socialmente- lo cual llega a ser obvio-  sino también políticamente hablando.

Para muestra tenemos este botón que resulta no sólo la declaración mencionada en la nota que abre este artículo, pues en los últimos días ha estado habiendo ataques constantes del clero hacia el PRD, las cuales han ido desde llamamientos  para sabotear al partido en elecciones, hasta equiparar al Gobierno del Distrito Federal con el narcotráfico: “Él y su gobierno han creado leyes destructivas de la familia, que hacen un daño peor que el narcotráfico” en palabras de Norberto Rivera.

Los trancazos siguieron y derivaron en lo que ahora es un proceso legal contra un alto mando de la iglesia católica. Sin duda todo un acontecimiento que da mucho que pensar y decir: ¿No es atentar contra la libertad de expresión esta demanda? No olvidemos que la gota que derramó el vaso entre las relaciones izquierda perredista- iglesia fue la cuestión de los matrimonios homosexuales ¿son éstos algo correcto? ¿van a destruir a la familia, ergo, a la sociedad? ¿Es inteligente la decisión de Ebrard? ¿Es ética la iglesia mexicana?

Como podrán haber notado son dudas bastante variadas, pero es que el tema da para mucho. A continuación se dará un análisis que esperemos nos ayude a resolver algunas de las dudas que se plantearon en el piso de arriba.

Con lo de la libertad de expresión…

Alguna vez alguien nos dijo que cada quién es libre de decir lo que piensa, y que el hecho de que nos lo prohiban o sancionen por ello se llama represión. En este caso el  cardenal manifestó una opinión, y el loco del Ebrard quiere demandarlo por ello ¿Qué le pasa? Bueno, pues sucede que hay un sustento constitucional. Cito el artículo sexto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: LA MANIFESTACION DE LAS IDEAS NO SERA OBJETO DE NINGUNA INQUISICION JUDICIAL O ADMINISTRATIVA, SINO EN EL CASO DE QUE ATAQUE A LA MORAL, LOS DERECHOS DE TERCERO, PROVOQUE ALGUN DELITO O PERTURBE EL ORDEN PUBLICO; EL DERECHO A LA INFORMACION SERA GARANTIZADO POR EL ESTADO. Existe algo llamado difamación.

Entonces, dado que las opiniones del Cardenal no tienen fundamento legal, la demanda puede proceder en este sentido y de una forma totalmente constitucional

Los matrimonios homosexuales…

Resultan sin duda un tema polémico. Aquí no diremos si están bien o mal, pero lo que sí podemos afirmar es que son anti-convencionales, entiéndase por esto que no siguen los cánones sociales, los modos de ser establecidos, por eso la represión, por eso la intolerancia. Parafraseando a Diana Marenco, profesora mía,tenemos un buen ejemplo “Los matrimonios homosexuales hacen ruido porque son discursivamente erróneos (en cuanto a convención se refiere), es como si le pidieran a las personas que empezaran a hablar en otro idioma, porque el español es una lengua que los reprime. Es decir el canon familia es Madre+Padre+Hijos, y esa es una convención lograda desde distintas posturas (social, antropológica). Espero se entienda que no sostengo que la homosexualidad es un error, lo que intento explicar es por qué es tan difícil que la sociedad la acepte.

En cuanto al proceder de Ebrard….

A mi parecer es una juzgada arriesgada, es decir, la demanda fue hecha con el fin de detener las declaraciones que la iglesia realizaba y que iban en detrimento de la imagen de él como candidato para el 2012, y en general del PRD, como partido de oposición. Pero, partiendo de lo que todo mundo dice del catolicismo mexicano, tal acto traería posibles consecuencias negativas, pues está actuando tal y cómo la iglesia lo pintaba. Meter una demanda en contra de un cardenal, es (si es cierto el catolicismo mexicano) atentar contra la fe del pueblo. No hay que ser genios para pensar que esa no es la mejor propaganda que pueda existir. Sin embargo no se imaginan el ruido que me causo esta situación al equipararla con la película que comentaba al inicio, y tiene que ver con dos cosas principalmente, la primera es

La ética de la iglesia católica

No podemos hacernos de la vista gorda, históricamente la iglesia católica se ha caracterizado por ser un medio de represión a muchos niveles, pero no sólo eso, últimamente han salido a la luz cosas que desde siempre se han sabido (pederastia) y si es que acaso no somos conscientes de la doble moral que maneja esta institución es que de verdad somos muy ingenuos, por no decir más. Esto me lleva al segundo punto que es la postura del mexicano ante la iglesia.

No cuestiono asuntos de fé,  ni siquiera de religión. Lo que si pongo en tela de juicio es el papel que la iglesia y sus dirigente juegan en la actualidad, sus enunciaciones no están exentas de mensaje político, ni de intereses, eso es lo que propongo que se vea, lo que reto a hacer.

Cierro reiterando que todos y cada uno de los puntos e ideas aquí tratados son debatibles, y constituyen la opinión de su autor que nunca permanecerá estática.

Y ustedes, ¿qué piensan?

En miércoles

Omar M.

14
ago
10

Un no tan nuevo proyecto socialista (Reseña del libro “De nuevo socialismo” de Jordi Sevilla)

La debacle del sistema comunista a principios de los años noventa constituyó un importante golpe para la izquierda mundial puesto que obligó a los diversos partidos de izquierda a redefinirse, dejando atrás los programas de corte marxista y buscando en su lugar un proyecto que  se opusiera a la embestida de la derecha.

Las diversas respuestas dadas por los partidos de izquierda si bien no fueron homogéneas, sí convergieron a una serie de ideas que habrían de generar lo que se consideraría la Tercera Vía. Este nuevo paradigma de la izquierda se situaba en el punto medio entre los extremos representados tanto por el Estado soviético y el libre mercado propuesto por los llamados “Neoliberales”. Sin embargo, la Tercera Vía no era un paradigma entendido de forma homogénea por todos los partidos de izquierda, por lo que había partidos situados en el centro del espectro político, como el New Labour de Blair o el PSD alemán de Schroeder, y otros situados en la centro-izquierda, como el PS francés o el PSOE, siendo estos dos últimos partidos los que más han avanzado una redefinición del socialismo para nuestro tiempo.

En el libro “De nuevo socialismo” de Jordi Sevilla es posible encontrar el proyecto  de socialismo que el PSOE propone como nueva guía para la izquierda.

El punto de partida en esta propuesta de izquierda se encuentra en la vinculación que hace Sevilla del socialismo con el proyecto racionalista emanado de la Ilustración. La racionalidad de la izquierda se halla en su propuesta de que mediante el uso del conocimiento racional, el ser humano puede tomar bajo sus riendas aquellos factores que impactan sobre su bienestar, de tal forma que tal impacto no sea negativo. Es de este postulado que emana la concepción utilitarista del Estado que enarbola el socialismo: Ya que el ser humano puede paliar los efectos que tiene sobre él el medio que le rodea, es posible hacer uso de la institución estatal con este propósito.

Sin embargo, Sevilla va más allá y recupera del proyecto Ilustrado los ideales de su movimiento inmediato: la Revolución Francesa. Es en la segunda parte del libro que Sevilla se aboca a describir la forma en que el nuevo socialismo ha de entender los ideales de aquella lucha, y es justamente en esta reinterpretación de los valores que guiaron a la Revolución Francesa, que el proyecto planteado por Sevilla resalta y se vuelve vigente no sólo para el PSOE.

La libertad para un socialista, no debe de restringirse a la visión “liberal” que corresponde a aquella de libertad negativa (por retomar la dicotomía establecida por Isaiah Berlin). Este tipo de libertad es aquella en que el individuo es libre en tanto que ningún otro individuo atenta en contra de sus derechos. La visión socialista de la libertad debe de trascender a esta visión e integrar aquella de libertad positiva (entendida como aquella en que los individuos son libres para alcanzar su máximo potencial como seres humanos). Así, Sevilla define al socialismo como un movimiento posliberal más que antiliberal. El socialismo no es el enemigo de la libertad que la derecha ha insistido en presentar, sino el movimiento que busca hacer de la libertad de la que gozan los individuos una libertad más amplia y estrechamente ligada a su bienestar.

A esta noción de libertad, la noción de igualdad está estrechamente vinculada, pues es mediante la igualdad de oportunidades que la libertad de desarrollarse plenamente es alcanzable. Sin embargo, Sevilla distingue  entre la igualdad de oportunidades de jure, es decir que en las leyes se establezca que todos tienen la oportunidad de aspirar a una situación mejor, en tanto que trabajen para ello, y la igualdad de oportunidades real, que supone minimizar el efecto de las diferencias sociales sobre el desarrollo de los individuos, de tal forma que sólo sean la habilidad y las preferencias de estos las que determinen su desarrollo. Mientras la derecha restringe la igualdad de oportunidades a una igualdad de jure, el socialismo debe de abocarse a conseguir la igualdad de oportunidades real. En ese sentido es que el socialismo debe de enfocarse en la construcción de un Estado en el que se garanticen tanto los derechos comúnmente llamados “liberales” como los derechos sociales. En pocas palabras, a lo que llama Sevilla, es a que el proyecto político actual de la izquierda socialista debe de ser la construcción de un nuevo Estado de Bienestar. Esto no significa reutilizar las herramientas usadas a mediados del siglo XX, sino a partir de un análisis racional encontrar las mejores herramientas para la construcción de este Estado de Bienestar, en el que además de garantizarse los servicios básicos, la salud y la educación escolar, deben de garantizarse los derechos a la información, si es que se busca que los individuos puedan desarrollarse plenamente en la actual sociedad del conocimiento.

Al igual que el Estado de Bienestar surgido a los años cincuenta, el nuevo Estado de Bienestar propuesto por Sevilla depende de un pacto social en el que todos sus miembros estén dispuestos a mantenerlo. Fue este punto el que originalmente causó que en los setentas el Estado de Bienestar original fuese atacado y desmantelado, tema que Sevilla aborda en el capítulo introductorio al referirse a la Rebelión de los Ricos (fenómeno que consistió en la negativa de la clase media de seguir manteniendo al Estado de Bienestar, a pesar de que su propio surgimiento fue posible por la existencia del Estado de Bienestar). Es en la conformación de este nuevo pacto social que se recupera la idea de Fraternidad. A diferencia de otras encarnaciones de la idea de fraternidad, estrechamente vinculadas a las concepciones supremacistas o excluyentes basadas en la raza o la nacionalidad, la propuesta de Sevilla se basa en la idea de que al ser todos miembros de una sociedad suscribientes de un contrato social, es posible convertir al vínculo ciudadano en el vínculo que permita cohesionar de nuevo al Estado de Bienestar. Al ser la ciudadanía el vínculo supremo entre los miembros de una sociedad (de nuevo, eso es viene de la Revolución Francesa) la construcción de un Estado de Bienestar tiene un  sustento más firme puesto que en lugar de concebir al Estado de Bienestar como el otorgamiento de privilegios a ciertos grupos, se trataría de expandir los derechos sociales a todos los miembros de la sociedad, basados en que todos al ser ciudadanos, deben de tener los mismos derechos.

Una opción socialista preocupada y ocupada en conseguir el bienestar de los individuos como entes sociales, entendiendo bienestar como la posibilidad de realizarse plenamente sin perder por ello las libertades ya ganadas, es una opción de la que poco se ha hablado en México. Si bien es cierto que se han lanzado propuestas para la construcción de un Estado de Bienestar en México, sería bueno que estas propuestas estuviesen inscritas en un proyecto más amplio, puesto que el Estado de Bienestar no es sino una herramienta para conseguir un objetivo más amplio. De ahí que considere que para los que nos consideramos de izquierda “De nuevo socialismo” sea una lectura imperdible.

Jordi Sevilla

Ficha: Sevilla, Jordi. De nuevo socialismo. Barcelona: Crítica, 2002.

Luis Angel Monroy Gómez Franco




Lo que hay en el Pachuco

septiembre 2014
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 3 seguidores

Blog Stats

  • 146,405 hits

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.